Compartir

Qué hago si mi hijo es agresivo

Qué hago si mi hijo es agresivo

La agresividad forma parte de la naturaleza del ser humano y, en el caso de los hombres, por motivos hormonales, se manifiesta de forma más violenta. La educación y la socialización facilitan que esta energía se transforme, de modo que no resulte perjudicial ni para quien la padece ni para quienes lo rodean. Sin embargo, si te estás planteando qué hace es el caso de que tu hijo sea agresivo, es que existe un problema que hay que resolver. En unComo te damos respuesta a la pregunta de qué hago si mi hijo es agresivo.

También te puede interesar: Cómo ganarme la confianza de mi hijo
Pasos a seguir:
1

Como decimos, un nivel bajo de agresividad es normal y natural y, lamentablemente, muchas veces imprescindible para desenvolverse de forma airosa en muchos ámbitos sociales. Con la llegada de la adolescencia o la preadolescencia, tu pequeño se ha convertido en una persona con impulsos que hasta entonces desconocías en él.

2

Además, los intensos cambios biológicos y vitales de este periodo de la vida provocan casi de forma inevitable frustraciones en tu hijo que pueden generarle esa agresividad que te inquieta. Pues bien, debes asumirlo como algo natural que él mismo sabrá como canalizar en energía para intentar solucionar sus problemas.

3

Te debes plantear el qué hago si mi hijo es agresivo cuando la situación va más allá y llega a afectar a todo el núcleo familiar. Es decir, cuando la agresividad se torna en violencia, ya sea física o verbal, para el resto de la familia: padres, hermanos y abuelos.

4

Es ese caso, debes sentarte a charlar con tu hijo seriamente, con el planteamiento inicial no de recriminarle ni atacarlo por su actitud, sino con el ánimo de ayudarlo, como a lo largo de sus años de niñez, a resolver sus problemas hablando y no encerrándose en si mismo y siendo agresivo con los demás.

5

Probablemente, el problema que atenaza a tu hijo es una nimiedad; pero debes tratar de ponerte en su lugar para ayudar a entender cómo le puede llegar a afectar. Ofrécele tu apoyo en todo momento e insístele en que debe hablar, con sus padres, amigos o hermanos, cuando tenga problemas.

6

En el caso de que tu hijo no sea receptivo y continúen los problemas de agresividad, debes fomentar que practique alguna actividad física intensa que le ayude a eliminar esa energía excesiva que acaba transformándose en agresividad. Así, en el deporte puedes encontrar la respuesta a qué hago si mi hijo es agresivo.

7

Si con el paso de las semanas compruebas que la actitud de tu hijo no mejora, es el momento de acudir a un especialista. Asesórate con tu médico de familia o con un psicólogo para que te recomiende al mejor profesional que ayude a tu hijo a salir del bache.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué hago si mi hijo es agresivo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Familiares.

Escribir comentario sobre Qué hago si mi hijo es agresivo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué hago si mi hijo es agresivo
Qué hago si mi hijo es agresivo

Volver arriba