Compartir

Funciones del sistema respiratorio

Por Carla Martínez Dantí. Actualizado: 16 enero 2017
Funciones del sistema respiratorio

La respiración es un acto natural que se lleva a cabo mediante el sistema respiratorio, un aparato biológico fundamental en cualquier organismo vivo (simple o complejo). Este sistema está compuesto de múltiples órganos que tienen como objetivo y función principal capacitar todas nuestras células de oxígeno y eliminar, de ellas, el dióxido de carbono, un desecho o residuo tóxico de la sangre. Por ende, el sistema respiratorio cumple una función esencial para nuestro desarrollo y supervivencia: la respiración. ¿Quieres saber qué partes tiene el aparato respiratorio y qué otras funciones cumple? Si la respuesta es afirmativa, te recomendamos que no dejar de leer el siguiente artículo de unComo.com. A continuación, te explicamos las funciones del sistema respiratorio en el ser humano.

También te puede interesar: Sistemas del cuerpo humano y sus funciones

Funciones vitales del organismo

Para entender un poco más el cuerpo humano, debes conocer las funciones básicas que nos permiten mantenernos vivos. Aunque en nuestro cuerpo hay múltiples células, órganos y tejidos, existen 12 sistemas biológicos básicos que siempre deben estar en funcionamiento. Es decir, si alguna de las funciones básicas se interrumpe, sería imposible sobrevivir. Te presentamos los diferentes sistemas que conforman nuestro cuerpo:

  • Sistema circulatorio: trabaja para mover la sangre, llevando nutrientes y oxígeno alrededor de nuestro cuerpo y retirando de las células todos los residuos malos.
  • Sistema digestivo: absorbe la comida y sus nutrientes y se deshace de los residuos inservibles.
  • Sistema inmunológico: trabaja en la defensa del organismo para protegernos de bacterias, virus u otros patógenos perjudiciales para nuestra salud.
  • Sistema nervioso: manda señales a nuestro cuerpo para llevar a cabo acciones conscientes e inconscientes, desde el movimiento hasta la respiración.
  • Sistema endocrino: se encarga de secretar hormonas para regular la función sexual, el metabolismo y el crecimiento.
  • Sistema linfático: elimina el fluido linfático en exceso y mueve los glóbulos blancos para poder combatir infecciones.
  • Sistema reproductivo: hablamos de dos sistemas diferenciados por sexo (masculino y femenino), cuando se unen nos permiten reproducirnos.
  • Sistema esquelético: los huesos nos ayudan a movernos y a mantenernos.
  • Sistema muscular: ayudan al movimiento, a la fluidez de la sangre y a otras funciones corporales. Existen tres tipos de músculos: el esquelético, el cardíaco y el liso.
  • Sistema tegumentario: el formado por la piel. Nos protege de primeras contra bacterias, virus y patógenos a la vez que regula nuestra temperatura y ayuda a eliminar residuos mediante la transpiración.
  • Sistema urinario: elimina la orina, es decir, los desechos y residuos que produce nuestro cuerpo.
  • Sistema respiratorio: lleva a cabo el proceso de respiración.

Puedes ampliar esta información consultando el artículo Sistemas del cuerpo humano y sus funciones.

Funciones del sistema respiratorio - Funciones vitales del organismo

El aparato respiratorio

Como en cualquier otro sistema de nuestro complejo organismo, el aparato respiratorio está formado por múltiples órganos que trabajan juntos para llevar a cabo una de las cuatro funciones básicas de nuestro organismo: la respiración. Pero más adelante comprobaremos que existen otras funciones que este aparato lleva a cabo a diario y de manera inconsciente, es decir, se trata de acciones involuntarias ordenadas por nuestro sistema nervioso.

Las partes que conforman el sistema respiratorio humano, un aparato que se divide en dos partes: el tracto respiratorio superior formado por nariz, faringe, laringe y tráquea, y el tracto respiratorio inferior compuesto por los bronquios, bronquiolos y alvéolos (donde se produce el intercambio de oxigeno y dióxido de carbono) y los pulmones (donde se concentran todos los alvéolos). Por último, y no menos importante, el diafragma es un gran músculo que ayuda a que el aire entre en los pulmones gracias a su contracción.

Funciones del sistema respiratorio - El aparato respiratorio

Funciones básicas del sistema respiratorio

Como hemos destacado, la función básica del sistema respiratorio es, ni más ni menos, que la respiración, un proceso vital para poder sobrevivir. No obstante, gracias a este aparato también somos capaces de desarrollar algunas otras actuaciones, como por ejemplo la fonación, es decir, la emisión de sonidos. En el tracto respiratorio superior encontramos la laringe, órgano en el que se encuentran las cuerdas vocales. Gracias a la entrada de aire por la nariz y la faringe, la laringe es capaz de producir sonidos. Por ello, la vocalización también es una función principal del aparato respiratorio. En el siguiente artículo te mostramos con más detalles cuál es la función de la laringe.

Por otro lado, el aparato respiratorio nos permite producir tos o estornudos. Este hecho es importante dado que es un método de defensa para todas aquellas partículas extrañas que se pueden introducir en nuestras fosas nasales y producirnos cierta irritación. La tos o los estornudos nos ayudan a eliminar estos agentes externos.

También debemos destacar que el intercambio de gases nos permite regular el ph de nuestra piel, es decir, el nivel de acidez.

La respiración

La respiración es un acto involuntario producida por el sistema respiratorio, siendo su función principal y básica. Este proceso cuenta con cuatro fases imprescindibles en las que se produce el intercambio de gases: la inspiración, la pausa post-inspiración, la espiración y la pausa post-espiración.

  • Inspiración: o también llamada inhalación, se trata de la entrada de aire con oxígeno.
  • Pausa post-inspiración: después de que el aire llegue a los alvéolos, se inicia el proceso de intercambio de oxígeno y dióxido de carbono, junto a la sangre.
  • Espiración: también conocida como exhalación, es la salida del aire desde los alvéolos hacia el exterior, es decir, se trata de la eliminación de dióxido de carbono.
  • Pausa post-espiración: se relajan nuestros órganos para volver a inhalar aire y empezar, así, de nuevo el ciclo respiratorio.

Este proceso nos permite liberar el dióxido de carbono que no necesitamos y llenar nuestro cuerpo de oxígeno para poder sobrevivir. La sangre, por su parte, recoge el oxigeno de los alvéolos pulmonares y los transporta hacia todas las células de nuestro organismo.

Funciones del sistema respiratorio - La respiración

Si deseas leer más artículos parecidos a Funciones del sistema respiratorio, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Formación.

Escribir comentario sobre Funciones del sistema respiratorio

¿Qué te ha parecido el artículo?

Funciones del sistema respiratorio
1 de 4
Funciones del sistema respiratorio

Volver arriba