Compartir

De dónde viene el OK

 
Por Gabriel Diaz. Actualizado: 16 enero 2017
De dónde viene el OK

De un tiempo a esta parte, los hispanohablantes hemos sido testigos de la llegada de un buen número de anglicismos, es decir, de palabras propias de la lengua inglesa que las hemos adoptado como propias. ¿De qué manera? Haciendo uso de ellas, integrándolas a nuestras conversaciones cotidianas, muchas veces sin saber cuál es su origen. Es probable que eso te ocurra con el OK, una expresión tomada del inglés que es breve, concisa y nos sirve para manifestar acuerdo, agrado o conformidad. En este artículo de unComo vamos a contarte de dónde viene el OK para que entiendas el origen de esta expresión tan extendida en nuestra sociedad.

También te puede interesar: Por qué se llama América latina

¿Cuál es el origen de la expresión OK?

Como ocurre con otros muchos términos o palabras, el origen del OK u okey es incierto. Y como toda palabra cuyo origen se desconoce, mucho se especula sobre su proveniencia. Sabemos que OK es una expresión inglesa, muy probablemente estadounidense y que está vinculada con la guerra.

Para saber de dónde viene el OKdebes saber que, una de las explicaciones que más ha circulado sobre el origen del OK es la que instala la expresión en el campo de batalla y da cuenta del número de bajas de soldados. Se dice que tras una contienda armada, una de las maneras de indicar la ausencia de bajas, es decir, de soldados muertos, era el OK.

Fijaos: la expresión contiene la letra O, que bien podría estar indicándonos CERO (pronunciado ou en inglés) y la K de killed (muerto, en inglés). Resultado: OK, cero bajas, ningún muerto en nuestras filas.

¿En qué situaciones utilizamos el OK?

Estamos de acuerdo con que el “okey” equivale al “vale” castellano, pero quizá su uso no esté tan extendido. Es cierto que la cultura americana, sobre todo la que nos llega a través del cine y de la música, ha hecho que estemos cada vez más familiarizados con su uso.

En todo caso, es una palabra que utilizamos en contextos informales: entre amigos, familiares o con nuestra pareja. ¿Y en ambientes formales? No hay reglas para esto. Seguramente, si tienes un trato muy cercano con tu jefe o jefa, el OK te resultará muy práctico, sobre todo si se trata de un diálogo escrito. ¡Pocas expresiones son tan concisas y claras como un OK!

¿Cuándo no es recomendable usar el OK?

También es cierto que hay situaciones o diálogos en los que jamás usaríamos el OK. Son aquellos casos en los que rige la norma o reglas del castellano más puro. Por ejemplo, con un profesor del colegio o la universidad. ¿Te imaginas respondiéndole con un okey? Tal vez sí, pero es probable asimismo que al profesor no le siente bien el anglicismo y prefiera, aunque también sea informal, un “vale” nuestro de toda la vida.

Entonces, ¿cómo puedo saber cuándo usar el OK y cuándo no?

Dependerá de cada caso, nadie mejor que tú para evaluar si el uso de esta expresión no te dejará mal parado. Tendrá mucho que ver la situación en que te encuentres, formal o informal. Si estás combinando una cena entre amigos, el uso del OK será más que frecuente y muy práctico. Pero, si te encuentras en una entrevista de trabajo, probablemente controles un poco más el uso de este tipo de expresiones informales.

Si deseas leer más artículos parecidos a De dónde viene el OK, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultura y Sociedad.

Escribir comentario sobre De dónde viene el OK

¿Qué te ha parecido el artículo?

De dónde viene el OK
De dónde viene el OK

Volver arriba