Compartir

Cómo usar un termómetro de bebé

Por Laura Ruiz. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo usar un termómetro de bebé

La fiebre nos alerta de que algo en nuestro cuerpo no va bien. Puede ser un signo de alguna enfermedad o infección. Los mayores podemos decir que nos duele la cabeza, que no nos encontramos bien o que tenemos fiebre. Pero un bebé no puede transmitirlo con el habla y lo que puede hacer es llorar. Existen distintos tipos de termómetros para tomar la fiebre de nuestro pequeño, el problema esta en saber utilizarlos para que así nos den una información correcta.Aunques existen varios tipos de termómetros, los médicos acostumbran a recomendar que se tome la temperatura de un bebé con un termómetro rectal o de debajo la axila. En este artículo te contamos cómo utilizar los distintos termómetros de bebé.

Termómetro digital auxiliar o de axila.

Antes de aplicar el termómetro a la axila del bebé, debes de lavar la punta del termómetro con agua tíbia, jabón y un desinfectante con alcohol para eliminar cualquier tipo de gérmen que pueda contener. El siguiente paso es encenderlo y asegurarte de que no contiene lecturas anteriores guardadas que se muestren en la pantalla. Si es así debes de reiniciarlo. A continuación tienes que sentarte a tu bebé en tus piernas o tumbado en tus brazos y levantarle un brazo para colocarle la punta del termómetro en el centro de su axila. Una vez tengas el termómetro colocado correctamente debes de bajarle el brazo y mantenerlo pegado contra el cuerpo del bebé hasta que el termómetro emita la señal de haber registrado la temperatura de tu hijo. A continuación tienes que levantar el brazo de tu pequeño, quitarle el termómetro y anotar la temperatura que registra el termómetro para hacerselo saber a tu médico.

Termómetro digital rectal

El primer paso es desinfectar el termómetro, para ello tienes que lavarle la punta con agua tibia, jabón y un desinfectante con alcohol. El segundo paso es aplicar una gota de lubricante a la punta del termómetro para seguidamente colocarlo en el recto de tu hijo. Para introducirle la punta del termómetro, puedes hacerlo de dos maneras. Una consiste en colocarte a tu bebé sobre tu espalda y doblarle las rodillas hasta su pecho. La otra opción es colocar a tu bebé boca abajo sobre tu regazo.En ambas posiciones debes de mantener tu mano en forma de copa alrededor de los glúteos de tu hijo hasta que el termómetro emita la senyal. Una vez haya sonado, tienes que retirarle el termómetro y anotar la temperatura.

Termómetro digital de oído.

Tienes que colocar la cubierta de plástico, que venden en las farmacias para este tipo de termómetros, en la punta del termómetro y encenderlo. Antes de colocarlo en la frente de tu bebé, debes de asegurarte que no hay guardada en la pantalla ninguna temperatura anterior. A continuación tienes que tirar del lóbulo de la oreja de tu hijo hacia afuera, tienes que hacerlo de manera muy suave y con mucho cariño para evitar hacerle daño o que se ponga tenso. Y seguidamente tienes que colocarle la punta del termómetro en su conducto auditivo. Para tomar la temperatura tienes que oprimir el botón y esperar a que el termómetro suene para retirárselo y poder registrar y anotar la temperatura.

Termómetro de frente.

Primero tienes que esterilizar el termómetro con un desinfectante con alcohol y después ya lo puedes encenderlo. Si hay alguna temperatura registrada en la pantalla debes de reiniciar el termómetro para ponerlo a cero. A continuación tienes que extender el sensor de frente sobre la parte superior de la frente de tu bebé y registrar la temperatura que marca.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo usar un termómetro de bebé, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Formación.

Consejos
  • No se recomienda utilizar el termómetro de frente en los recién nacidos.
  • Para conseguir una lectura más real y precisa, se recomienda utilizar el termómetro rectarl en bebés de hasta 3 meses.
  • Los termómetros de chupón dan una temperatura oral pero que no se considera precisa hasta que los niños son mayores de 3 años.
  • Las cubiertas sirven en esos casos en que se utilize el mismo termómetro en más de una persona. Así se evita la propagación de gérmenes.
  • Hay que evitar el uso de termómetros de mercurio en vidrio, porque el mercurio es una toxina.

Escribir comentario sobre Cómo usar un termómetro de bebé

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
una persona
si esta bastante bien

Cómo usar un termómetro de bebé
Cómo usar un termómetro de bebé

Volver arriba