Compartir

Cómo superar el miedo escénico

Por Pablo García. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo superar el miedo escénico

El miedo escénico es un temor común que afecta a muchas personas que no están acostumbradas a hablar en público, incluso aunque sean capaces de hacer otras actividades de cara a una audiencia. Sin embargo, como tantas otras facetas de la vida, es una habilidad que se mejora con la práctica y que puede pulirse con varios trucos y estrategias. Por esto, en este artículo de unComo.com te contamos cómo superar el miedo escénico.

También te puede interesar: Cómo superar el miedo al rechazo
Pasos a seguir:
1

Llevar el tema lo más preparado posible. Parece algo evidente, pero a veces se nos olvida que para hablar de algo en público lo fundamental es saber de lo que se está hablando. Si dominas la materia te será mucho más fácil seguir el hilo del guión o improvisar si te quedas en blanco, así como responder a las dudas de la audiencia si hay turno de preguntas. Leer un par de veces sobre un tema y memorizarse un texto para repetirlo como los loros puede ser la vía más segura hacia el fracaso.

2

Practicar. Hazlo mucho, todas las veces que hagan falta y aún así más veces todavía. Hazlo delante de un espejo, con amigos que hagan de público ficticio o grabándote en vídeo. Practica hasta que automatices el discurso todo lo que puedas.

3

Llegar temprano. Es mil veces mejor llegar al lugar cuando está vacío y no hay público, que hacerlo tarde y cuando ya está todo el mundo sentado. Tómate tu tiempo para ver la sala con tranquilidad, probar el sonido y los dispositivos audiovisuales o hablar con los primeros asistentes que vayan llegando.

4

Conocer el escenario. Si tienes posibilidad y es un lugar nuevo, acude unas horas o un día antes para conocer el sitio y empaparte de su imagen mental. Te ayudará a proyectar en tu cabeza la "película" de lo que va a pasar cuando des la charla y te ayudará a tener más tranquilidad.

5

Relajar los músculos si tienes nervios. Si notas que antes de comenzar tienes una tensión excesiva, haz algunos ejercicios para tonificar la musculatura y ligeros estiramientos. Canturrea o recita frases para calentar la garganta y tenerla a punto.

6

No abusar de la cafeína. Si te afecta de por sí la cafeína o si sueles tener problemas de miedo escénico, cuanto menos sustancias estimulantes consumas más tranquilidad tendrás. Duerme y come bien, si quieres estar con la mente fresca.

7

Centrarse en los espectadores asertivos. Centra tu mirada en gente que veas que está interesada en tu discurso y anímales a que te sigan dando un "feedback" positivo. Ignora por completo si hay alguien bostezando, con mala cara o mirando su móvil de forma distraída. Otro consejo que a mucha gente le funciona es no mirar fijamente a nadie mientras se da el discurso, centrando la mirada en un punto intermedio entre espectadores, o mirando al fondo de la sala. La audiencia no va a notar si los estás mirando, pero tú no te vas a desconcentrar por ver un mal gesto de alguien del público.

8

Tener sentido del humor si te equivocas. Lo importante a veces no es que todo salga cien por cien perfecto y cuadriculado, sino saber salir del paso cuando algo no ocurre según lo previsto. Ten humildad y aprende a reírte de ti mismo si metes la pata, normalmente el público lo va a entender y hasta agradecer, si le arrancas una sonrisa.

9

No obsesionarse con la perfección. Todos somos humanos y cometemos errores, hasta los mejor preparados. Trata de hacerlo siempre lo mejor posible, pero sabiendo que la perfección nunca existe. Sé exigente y crítico contigo, pero también justo. En el fondo no vale de nada machacarse después de un error.

10

Creerse el papel. No te observes desde fuera, porque corres el riesgo de perder la concentración y perder el hilo del discurso. Concéntrate como si fueras un actor y métete en el rol de tu personaje de lleno hasta que termine la función.

11

Controla la velocidad de tu discurso. Los nervios se suelen ver reflejados a menudo en discursos atropellados y rápidos. Si percibes que te está pasando en mitad de la intervención, esfuérzate en bajar las revoluciones y en vocalizar lo mejor que puedas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo superar el miedo escénico, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Formación.

Escribir comentario sobre Cómo superar el miedo escénico

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
wilman alvarado
quiero mas informacion de como perder el miedo escenico por favor

Cómo superar el miedo escénico
Cómo superar el miedo escénico

Volver arriba