Compartir
Compartir en:

Cómo ser un macho alfa

Cómo ser un macho alfa

Ser un macho alfa es el sueño de todos los hombres, poder sentirse seguros de sí mismos y disfrutar de una vida plena y equilibrada. Pero para ser un macho alfa no necesitas un cuerpo concreto, todo está en tu actitud ante la vida. Ser macho alfa es una elección, es una práctica diaria y sobre todo, debes creer que eres uno para conseguirlo. Pero, ¿cómo poder serlo? En este artículo de unCOMO te vamos a explicar cómo ser un macho alfa.

Sé tú mismo para ser un macho alfa

Ser un macho alfa no significa ser un chico malote, no se trata de dar órdenes a todo el mundo ni de comportarte de una forma que no corresponde con tu personalidad. Tiene que ver con ser auténtico, tanto contigo mismo como con los demás. Ser un macho alfa es tener confianza en uno mismo para saber qué quieres en la vida y dar paso a la acción con seguridad.

Para esto deberás tener conciencia de ti mismo, saber cuáles son tus defectos y tus virtudes. No encubras tus defectos, acéptalos y vive con ellos, así podrás ponerles solución más fácilmente. Un macho alfa no curará su soledad con alcohol ni se burlará de los demás para encubrir su debilidad. Será consciente de lo que necesita y se convertirá en una mejor versión de si mismo.

Descubre en este otro artículo de unCOMO Cómo sentirme más seguro de mí mismo.

Toma la iniciativa

Imagina que estás en un bar con una mujer, hombre o con tus amigos y que sientes que es el momento de marcharte del lugar o de cambiar el ritmo de la noche. Un macho alfa tomará la iniciativa y podría decir algo como: "Muy bien, ¿qué os parece si nos terminamos las bebidas y nos vamos a otro lugar?"

En cambio un hombre que no es macho alfa, no tomará la iniciativa y esperará a que los demás decidan por él. Puede decir cosas más pasivas como que se aburre o que el lugar es un rollo, pero no se atreverá a decir que quiere marcharse ni tomará la iniciativa solo por si los demás opinan de su criterio. Esperar a que otra persona tome la iniciativa para pasar a la acción no tiene nada que ver con ser un macho alfa.

Cultiva tu cuerpo y tu mente

Cultivar tu cuerpo no significa que debas ponerte cuadrado o marcar tus músculos de forma obsesiva, pero si te respetas lo suficiente cuidarás tu alimentación y tu condición física mínimamente. Un macho alfa sabe cómo cuidarse para estar sano y sentirse bien tanto por fuera como por dentro. Es importante tener unas rutinas de ejercicio, saber qué es lo que comes y controlar que tu salud esté bien.

Asimismo, no puedes descuidar tu mente, deberás cultivar tu mente ya sea leyendo, siendo participativo en temas culturales y sociales, etcétera. Tendrás que mostrar seguridad en ti mismo tanto por fuera como por dentro.

Asume que eres un macho alfa

Nunca podrás ser un macho alfa si no te crees primero que puedas serlo. Es una actitud ante la vida y por eso, deberás querer conseguirlo y además sentirte cómodo con el papel de macho alfa. Sin fingir nada que no eres, simplemente, mostrar tu verdadero yo y cómo puedes ser una persona con iniciativa pero al mismo tiempo empático y asertivo con los demás.

Un macho alfa es un buen líder de un grupo, sabrá cómo liderar ganándose el respeto y la confianza de los demás. No es una persona arrogante ni tampoco pensará que es mejor que los demás, tendrá una relación horizontal y siempre buscará ser su mejor versión y ayudar a los demás a conseguirlo, como un gran líder. Si te equivocas aprenderás de tus errores sin dramatismos y sabes que si sigues intentándolo conseguirás buenos resultados.

Conoce en este otro artículo de unCOMO Cómo ser una persona más empática.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo ser un macho alfa, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Familiares.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cómo ser un macho alfa

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo ser un macho alfa
1 de 3
Cómo ser un macho alfa