Compartir

Cómo ser humilde

Cómo ser humilde

El camino a la perfección es un viaje que dura toda la vida. Y no es tarea fácil, porque el ego, una parte imperfecta de nosotros mismos que sin embargo se cree perfecta, nos domina mentalmente. Hemos de hacerle callar y hacer hablar a la humildad, que a veces está dormida. Pero, ¿cómo ser humilde? Aunque no es sencillo, en unComo te guiamos para que llegues a ser humilde con la aplicación de algunas disciplinas.

También te puede interesar: Cuáles son los usos del apóstrofo
Pasos a seguir:
1

Sé consciente de que no eres el centro del universo. Hay millones de personas en este mundo, y todas valen igual que tú. Recuerda que todos somos importantes pero nadie es imprescindible. Por otro lado, piensa que entre toda la población tú no puedes ser el mejor en algo, y mucho menos en todo. Esto solo se podría considerar como un acto de vanidad.

Reconoce que todo el mundo tiene sus limitaciones, incluso tú. Sin embargo esto no es una debilidad, sino algo que supone un reto y una oportunidad para mejorar, porque siempre puedes perfeccionarte en cualquier campo que consideres. Solo recuerda que es absurdo ponerse como objetivo ser mejor que el resto de personas. Así que mejora por ti, no para competir con los demás.

2

Además debemos descubrir nuestras limitaciones, prestar atención a nuestro comportamiento respecto a los demás. Antes de criticar o prejuzgar a alguien, mírate en el espejo e identifica tus propias faltas. De esta manera evitaremos dejar de mejorar y estancarnos. Cuando juzgues a una persona, ponte en su situación y piensa cómo te gustaría que te trataran a ti. Identifícate con el prójimo, y no te estimes mejor que él, porque nunca sabes si en el futuro podrías pasar por una situación parecida a la suya.

3

Si te has equivocado en algo, no dudes en admitirlo. Si has herido a alguien con tus palabras o acciones, pide disculpas y reconoce tu error. Porque para ser humilde lo primero que debes hacer es dejar de mostrarte orgulloso. Si lo consigues, tus relaciones con los demás serán óptimas, pero si no tu orgullo acabará alejándote de ellos.

No tengas miedo a equivocarte, pues es humano y todos lo hacemos, pero a esto debes añadirle el reconocer cuándo te equivocas, y disculparte siempre que sea posible. Así demostrarás no ser egoísta ni cabezota, y los demás te respetarán más al ver que te esfuerzas por mejorar y que eres una persona comprensiva al sentirte realmente arrepentido. Por supuesto el hecho de estar predispuesto a disculparte no te da derecho a poder cometer el mismo error otra vez.

Cómo ser humilde - Paso 3
4

Por otro lado, nunca temas en pedir ayuda si la necesitas, no te creas autosuficiente. Confiar demasiado en uno mismo es un signo de soberbia contraproducente que probablemente te haga cometer errores y por tanto, en lugar de parecer más inteligente, podrías parecer más incompetente.

5

Es de buen nacido ser bien agradecido. Recuerda que las decisiones que has tomado a lo largo de tu vida son las que te han llevado a donde estás ahora. Una mala decisión hubiera significado que ahora no serías la misma persona. Por lo tanto, no olvides de dónde vienes y agradece cada paso que has tomado, pero sin dar por hecho que todo lo que tienes te lo mereces. Cuanto más agradecido seas contigo mismo, con aquello que tienes y eres, y con los demás, más valorarás todo eso y mejores cosas te deparará tu futuro.

6

Sirve al prójimo. Para ello puedes prestar servicios comunitarios o ayudar a ancianos, niños e enfermos. Sin embargo esto no es lo único que puedes hacer para ser humilde, porque es igual de importante ayudar a las personas de tu alrededor incluso con tareas sencillas o cotidianas. Cualquier ayuda es bien recibida. De esta manera no sólo ganarás en humildad, si no en gratitud, cariño y respeto de los demás.

Cómo ser humilde - Paso 6
7

No presumas en exceso de tus habilidades y logros. Los demás te felicitarán reconociendo lo que has conseguido alcanzar, pero no tienes que mostrarles lo increíble que eres. Y eres increíble, pero siempre puedes ser mejor. Así que no alardees ni te conviertas en un ser egocéntrico, porque lejos de impresionar al resto darás una mala imagen de ti. Haz que ellos mismos se den cuenta de lo impresionante que puedes ser siempre con honestidad.

8

Un método para aprender a ser humilde consiste en renunciar a llevarse todo el crédito de la manera siguiente: cuando alguien te felicite por realizar alguna tarea, agradécele el gesto y añade que algo te ayudó mucho a conseguirlo o que no podrías haberlo logrado sin algo o alguien.

Cómo ser humilde - Paso 8
9

Otro paso que debes seguir para alcanzar el don de la humildad es hablar menos y escuchar más. Porque hablar demasiado es de personas egocéntricas, y tienes que aprender a no pensar en ti como el ombligo del mundo. Los demás también tienen mucho que decir, y durante una conversación debes escucharles con atención y realizarles preguntas, y esfuérzate por no interrumpirles. Así te mostrarás interesado en ellos, lo que hará que se sientan a gusto hablando contigo y te consideren una persona agradable y, por supuesto, humilde.

10

Los halagos son una bonita muestra verbal de admiración y reconocimiento hacia los demás. Siempre que tengas oportunidad, trata de elogiar a las personas de tu entorno con sinceridad. Céntrate en las cualidades de aquellos que te rodean y muéstrales que no te han pasado desapercibidas. Ellos te lo agradecerán y se sentirán realmente bien a tu lado.

Cómo ser humilde - Paso 10
11

Acepta las críticas constructivas de los demás. Cada persona es un mundo y todo el mundo tiene su propia opinión, incluso sobre ti. Los que te conocen tienen una imagen establecida sobre ti, y en caso de que te la manifiesten acéptala rotundamente incluso cuando no sea de tu agrado o no te identifiques en absoluto con dicha descripción. Al fin y al cabo recuerda que tu propio yo está en ti, no en la imagen que tienen los demás de ti. Si alguna cosa en esas opiniones te disgusta, simplemente aprovecha para utilizar esa información en mejorar ese aspecto de tu personalidad.

12

Como señalamos en el párrafo anterior, cada persona es un mundo, todos somos diferentes. Y por tanto cada uno tiene sus gustos, lo cual debes respetar. Hay tantas cosas en el mundo, hay miles de colores, muchísimos estilos musicales, millones de personas. De forma que sería raro, y espeluznante, si todos consideráramos al mismo equipo de fútbol como nuestro preferido. ¡Y también sería aburrido!

Acepta la gran diversidad de gustos, aficiones y preferencias de cada uno, porque tú también tienes las tuyas, y muchas son viscerales y ni siquiera podrías justificarlas. Sé humilde y acepta que lo que a ti te gusta no es lo objetivo, sino algo subjetivo, y que cada persona tiene derecho a tener su propia opinión, sea según tu criterio mejor o peor.

Cómo ser humilde - Paso 12
13

Aprende a valorar las aptitudes y personalidad de aquellos que te rodean. De esta manera puedes evaluar lo que tú puedes mejorar de ti mismo para alcanzar alguna cualidad que admires en otros. Para esto es importante tener los pies en la tierra, porque requiere un conocimiento profundo y sincero de uno mismo. Así que relájate y observa tanto a tu interior como al de los demás.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo ser humilde, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Formación.

Escribir comentario sobre Cómo ser humilde

¿Qué te ha parecido el artículo?
4 comentarios
carlos corigliano
lo importante de ser humilde
David Ningle
Interesante, me gusto el articulo
Maby
Necesitaba algo así. Gracias!
esaniQa
wow!!! como me atrapado este articulo en un momento tan adequado!!! ...many THANKS!!!!...obviamente que me gusto;)....
Mónica Cervera
Un placer poder ayudarte. Gracias a ti por leernos!

Cómo ser humilde
1 de 6
Cómo ser humilde

Volver arriba