Compartir

Cómo se elige a un Papa

Por Àngels . Actualizado: 20 enero 2017
Cómo se elige a un Papa

El Papa es considerado el "Sumo Pontífice romano, vicario de Cristo, sucesor de San Pedro en el gobierno universal de la Iglesia católica, de la cual es cabeza visible, y padre espiritual de todos los fieles", según la definición de la RAE. Tras la muerte o renuncia de un Papa, este cargo eclesiástico es elegido a través del cónclave, una reunión de cardenales que deben llevar a cabo un proceso de votaciones. Si quieres saber más acerca de la elección del pontífice, no te pierdas este artículo de unComo sobre cómo se elige a un Papa.

También te puede interesar: Cómo ponerse en contacto con el Papa

Reunión de cardenales

Para la elección de un nuevo Papa, tras la muerte o renuncia del anterior, es necesario que se lleve a cabo una reunión de cardenales de todo el mundo que se aislarán en la Capilla Sixtina del Vaticano. Esto es lo que se conoce como Cónclave, y con este término podemos referirnos a las personas encargadas de escoger al Papa de Roma, así como también al lugar en que estos se aíslan durante los días que dura esta elección.

Cónclave

Esta reunión y proceso tienen lugar en la Capilla Sixtina del Vaticano, se produce en total secreto y bajo llave ("cónclave" procede del latín conclāve que significa "lo que se cierra con llave"). Se reúnen cardenales que no pueden superar los 80 años de edad y estarán incomunicados mientras dure el cónclave. Deberán entonces proponer diversos candidatos para ocupar el mando de la Iglesia Católica e iniciar un proceso de votaciones hasta conseguir una mayoría de dos tercios. Te explicamos aquí con más detalle qué es el cónclave.

Cómo se elige a un Papa - Cónclave

Fumata blanca o fumata negra

Mientras duran las reuniones del cónclave, se genera una gran expectación entre la sociedad por saber si se ha llegado al consenso necesario para el nombramiento del nuevo Papa. Puesto que los cardenales están totalmente incomunicados del exterior, es a través de la chimenea como comunican si el resultado de la votación ha sido positivo o negativo. Tras cada recuento de papeletas, estas serán quemadas y el humo resultante advertirá si hay o no consenso: la fumata negra (conseguida al añadir pez, una sustancia resinosa) significa que no ha habido consenso y será la fumata blanca la que señalará que ya ha sido escogido el Papa.

Habemus papam!

En el momento en que se haya conseguido el consenso necesario, uno de los cardenales pronunciará las palabras “Habemus papam!” desde el balcón de la Basílica de San Pedro, en el Vaticano.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo se elige a un Papa, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultura y Sociedad.

Escribir comentario sobre Cómo se elige a un Papa

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo se elige a un Papa
1 de 2
Cómo se elige a un Papa

Volver arriba