Compartir
Compartir en:

Cómo quererme más

Paso a paso
135 veces compartido
 
Cómo quererme más

¿Crees que últimamente te falta autoestima? Quererse a uno mismo es esencial para poder vivir una vida plena y satisfactoria, poder atreverse a cumplir nuestros propios sueños y crearnos metas que, aunque parezcan difíciles, no son imposibles. Pero para poder luchar por la vida que tanto deseamos construir tenemos que fortalecer la base de la misma, es decir, a nosotros mismos, que el tronco sea estable y fuerte será básico para poder comenzar a crecer y evolucionar hacia donde queramos. Por esto mismo, en unComo vamos a darte algunos consejos que te mostrarán cómo quererte más para que vuelvas a coger las riendas de tu vida y te atrevas a vivirla como te dé la real gana.

También te puede interesar: Cómo ser más exigente
Instrucciones:
1

Si quieres quererte más, lo primero es que nos quitemos de la mente todos los pensamientos negativos que tengamos y, sobre todo, la autocrítica. Nadie es perfecto, esto es algo que tienes que tener claro de antemano y tú, como todo el mundo, tienes cualidades negativas pero también positivas. De poco, o nada, te servirá centrarte únicamente en las malas y de mucho pensar en aquello que te define, en todos aquellos elementos que te hacen resaltar como persona.

Te recomendamos que dediques unos minutos para pensar en esto y, si lo ves necesario, elabora un listado con tus virtudes y cuélgalo en un lugar donde puedas ver a diario: en el espejo del baño, en la nevera, en la puerta de tu casa, etcétera. Recordarte todo lo bueno que tienes es algo importante para tener conciencia sobre tus virtudes y, así, la balanza respecto a tus defectos se irá equilibrando.

2

Muchas veces caemos en el error de mirar a nuestro alrededor y compararnos con las personas que tenemos junto a nosotros. Esta comparación puede ser nefasta porque puede terminar hundiéndonos aún más en la miseria y meternos en una espiral negativa de la que es muy difícil salir.

En nuestra vida nos encontraremos con personas que tienen aspectos que nos gustaría tener a nosotros (por ejemplo, un cuerpo de escándalo, un trabajo reconocido, un sueldo muy alto, etc.) pero, como hemos dicho anteriormente, todo el mundo tiene virtudes y defectos, por tanto, no caigamos en el error de idealizar la vida de los demás y compararla con la nuestra porque estamos creando una falsa ilusión de la realidad.

En unComo te damos algunos consejos para que puedas aumentar la autoestima.

3

En relación a lo que acabamos de comentar, queremos puntualizar algo: las riendas de tu vida están en tus manos y, por tanto, puedes intentar conseguir todo lo que te propongas. Tan solo tendrás que empezar a trabajar en ello, dejar atrás la cobardía y luchar por tu propia felicidad. Por ejemplo si envidias a una compañera de trabajo porque tiene un cargo superior al tuyo y mucho más interesante, empieza a analizar qué cualidades ha tenido que desarrollar para ello (si ha tenido que aprender inglés, si es don de gentes etc.), si tu deseo es llegar a conseguir ese cargo, ponte manos a la obra y empieza a cultivar esa parte de ti mismo.

Sin intentarlo, nunca lo conseguirás. Este ejemplo puedes trasladarlo a cualquier otra esfera de tu vida: si quieres tener un cuerpo más delgado, si quieres encontrar pareja, si quieres ganar más dinero, etcétera. Sea lo que sea que envidias de la gente de tu alrededor, ¡tú también puedes conseguirlo! Así que planea tu plan estratégico y empieza desde hoy mismo a planear cómo será tu vida a partir de este momento. Tú puedes.

4

¿Verdad que cuando tienes una relación (ya sea amistad o pareja) le dedicas un tiempo importante de tu vida? Quedas para ir a cenar, a dar un paseo o tomar unas copas, ¿verdad? Pues ahora queremos mejorar la relación que tienes contigo mismo y, por eso, será importantísimo que te dediques tiempo solo para ti. Date ese regalo, concédetelo por muy ocupado que estés en tu vida. Intenta sacar tiempo de donde sea, del mismo modo en el que sacas tiempo para ver a tus seres queridos, tú eres tu mayor ser querido así que NO te abandones.

Un consejo es que, al principio para acostumbrarte a este nuevo espacio en tu vida, te marques un día a la semana para estar contigo mismo. Por ejemplo, el sábado por la mañana podrías reservártelo solo para ti y hacer lo que te apetezca: ir a dar un paseo en bicicleta, quedarte leyendo en casa, ir a darte un masaje... ¡Lo que sea! Plantéate un momento solo para ti y, así, podrás empezar a cultivar tus virtudes, tus deseos y, cada vez, estarás más a gusto contigo mismo.

5

Para poder quererte más también es importante que seas valiente, es decir, que no te dejes vencer por los miedos y las inseguridades. Por ejemplo, hay personas que quieren aprender idiomas pero consideran que ya son muy mayores como para empezar de cero y, por tanto, desisten y ni siquiera lo intentan; otras que quieren aprender a bailar swing pero, al no tener pareja, prefieren no ir a clases; otras que su mayor deseo es viajar por el mundo pero, como no saben con quien ir, nunca se mueven de la ciudad.

Basta ya de miedos y de autobloqueos. Supera cualquier obstáculo que pueda haber en tu vida y empieza a ser valiente para, así, atreverte con todo: apuntarte a clases de inglés, ir a bailar swing y dar la vuelta al mundo solo o con un grupo de gente que no conoces. Ya verás lo emocionante y satisfactorio que resultará vencer tus miedos. Te sentirás fuerte y, cada vez, sentirás como tú eres dueño de tu vida, una de las mejores enseñanzas que podemos aprender.

En este artículo te ayudamos a aumentar tu confianza.

6

Volvemos a insistir en que las personas no somos perfectas, tenemos el ying y el yang, la parte negativa y la positiva, las virtudes y los defectos. Por este motivo, de nada te servirá ser una persona extremadamente perfeccionista pues lo único que te espera en este camino es un sentimiento constante de frustración y ansiedad. Relájate un poco y no le des tanta importancia a circunstancias que, en el fondo, no la tienen. Aprende a vivir de un modo más calmado, intentando obviar las cosas sin importancia y darle el interés necesario a todos aquellos aspectos de nuestra vida que sí que son importantes.

Las personas que son muy perfeccionistas se obsesionan muy fácilmente con el resultado final de sus actos sin disfrutar del camino o del proceso de elaboración. Y, después, seguro que le encontrarán algún fallo y nunca terminará de estar 100% a su gusto. Esta forma de ser lo único que te proporcionará serán disgustos y malestar contigo mismo así que si quieres quererte más déjate de exigir tanto, relájate y disfruta de la vida.

7

Llenar tu vida de actividades satisfactorias que te proporcionen bienestar es también una buena manera de empezar a cuidar de ti y, así, potenciar el amor que sientes por ti mismo. Hay personas autodestructivas que beben mucho, se drogan o se meten en relaciones tormentosas que lo único que hacen es desestabilizarles. Para romper este círculo vicioso lo único que tenemos que hacer es empezar a cuidarnos, optar por una vida más calmada en la que abunde el bienestar y las buenas prácticas como, por ejemplo, practicar deporte, relacionarse con otras personas, llevar una correcta alimentación, dejar los vicios tóxicos como el alcohol, etcétera.

El cambio empieza en ti mismo así que no podrás aumentar tu autoestima si tú mismo no te respetas, por tanto, comienza a cuidarte, a llenar tu vida de aspectos positivos y de gente positiva y, poco a poco, notarás lo bien que te sientes. Una práctica natural que puede ayudarte muchísimo a conseguir tus objetivos es la meditación, con 20 minutos al día conseguirás conectar con tu "yo" interior, calmar tu mente y dejar aflorar la energía positiva al exterior. En unComo te descubrimos los beneficios de la meditación para que entiendas por qué es una perfecta práctica para ti.

8

Conocer nuestros propios límites también resultará vital para poder estar a gusto con nosotros mismos y no exigirnos demasiado. Hay miedos y bloqueos que se pueden superar como, por ejemplo, la timidez, la inseguridad, etcétera. Pero hay otros límites que resultarán más complicados de vencer y que tendrás que valorar si realmente el beneficio que te aportará valdrá la pena como para el sufrimiento o la lucha precedente que tendrás que llevar a cabo.

Por ejemplo, si te dan miedo las alturas, tirarte en paracaídas quizás es algo demasiado fuerte pero, por contra, si el sueño de tu vida es lanzarte en paracaídas y no quieres morir sin probar esta experiencia, entonces sí que tendrás que trabajar este miedo para poder conseguir aquello que tanto quieres. Saber lo que quieres y en qué grado lo deseas es importante para establecer prioridades y valorar qué aspecto trabajar de uno mismo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo quererme más, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Familiares.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cómo quererme más

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo quererme más
1 de 7
Cómo quererme más