Compartir

Cómo leer más rápido

 
Por Carla Martínez Dantí. 30 septiembre 2020
Cómo leer más rápido

Los ajetreos del día a día, la falta de tiempo y los métodos seleccionados para leer son algunas de las cuestiones que pueden influir en nuestro ritmo de lectura. Leer no solo es importante para estudiar, aprender y descubrir nuevos vocabularios, sino que es una actividad imprescindible para relajarnos, empatizar y ser más inteligentes.

¿Crees que no tienes ratos libres para leer y te gustaría optimizar mejor tu tiempo? ¿Tienes que terminar un libro y vas demasiado lento? Sean cuales sean tus motivos, en el siguiente artículo de unCOMO te enseñamos cómo leer más rápido y procesar mejor la información leída para comprenderla sin problemas. Estos son los métodos y trucos que debes conocer... ¡toma nota!

También te puede interesar: Por qué es importante leer

Cuida el entorno

Para aprender cómo leer rápido y comprender mejor un texto, no solo son importantes las técnicas de lectura, sino también el entorno en el que se realice dicha lectura. Ya sea en la oficina o en casa, es importante encontrar un lugar tranquilo en el que poder concentrarse, pues leer de cualquier forma y en cualquier condición te impedirá avanzar en la lectura y disminuirá la comprensión. Para ello, debes tener en cuenta diferentes aspectos:

Busca un lugar tranquilo

Estar tranquilo y relajado durante la lectura es fundamental para concentrarte y comprender mejor un texto. Para ello, te recomendamos buscar lugares libres de distracciones en los que puedas focalizar tu atención en aquello que estás leyendo.

La iluminación sí importa

Otro aspecto básico a la hora de preparar el entorno para leer adecuadamente es la iluminación. Leer con poca luz, además de ralentizar la lectura y dificultar tu concentración, puede provocarte dolores de cabeza. Sin una buena luz, la lectura se hará mucho más pesada y costará mantener un buen ritmo, así que busca siempre buena luz natural para leer, lámparas de escritorio o de pie o incluso una mini linterna especial para leer.

Ponte cómodo/a

Mantener una buena postura y hacer uso de soportes de lectura para mejorar tu comodidad te permitirá leer mejor y mucho más rápido. Para leer bien tienes que encontrar el momento adecuado, sentirte relajado y buscar el método que mejor te vaya, así que, si por ejemplo te resulta muy incómodo cargar con un libro grueso, intenta descargarlo para tu libro electrónico.

Si además de leer tienes que memorizar un libro o un documento en concreto, este artículo sobre Cómo memorizar más rápido te resultará de lo más útil.

Cómo leer más rápido - Cuida el entorno

Lee en grupos de palabras

Uno de los ejercicios para leer más rápido que mejor funcionan consiste en no leer una frase entera palabra por palabra. ¿Qué significa eso exactamente? Muy sencillo, cuando hablamos de los saltos de grupos de palabras nos referimos simplemente a agrupar mentalmente algunos vocablos (de entre 2 y 4) para leerlos más rápido sin tener que ir palabra por palabra.

La idea es hacer fotos mentales de la frase dividida en grupos de palabras y leerlas de manera periférica para ganar tiempo. Si bien esta técnica puede resultar un tanto difícil al principio, a base de práctica notarás grandes resultados.

Ejemplo: ¿Habías visto alguna vez un hombre tan grande y tan intimidante como ese? En esta frase hay 13 palabras. Si las leemos una por una, es decir "Habías - visto - alguna - vez..." con un parón entre cada vocablo, vamos a tardar mucho. No obstante, si hacemos grupos de palabras, el tiempo de lectura disminuirá notablemente. Lo leeríamos así: "Habías visto - alguna vez - un hombre tan grande - y tan intimidante - como este" El tiempo se acortará como si leyésemos 5 palabras en vez de 13.

Para practicar, puedes marcar puntos en cada grupo de palabra que quieras hacer.

Cómo leer más rápido - Lee en grupos de palabras

Elimina la subvocalización

La subvocalización es un hábito que consiste en repetir mentalmente lo que leemos, y aunque se trata de un reflejo natural, esta costumbre puede ralentizar mucho el proceso de lectura... pero, ¿cómo eliminar la subvocalización?

Ocupa tu voz interior

Si mantienes tu voz interior ocupada, subvocalizarás menos, así que para empezar te recomendamos, por ejemplo, contar del 1 al 3 mientras lees para evitar que tu voz interior esté enfocada en repetir el texto o bien visualizar con imágenes lo que lees al momento para no tener que repetir las frases leídas. Aunque esta técnica puede resultar difícil al principio, con el tiempo te ayudará a leer mucho más rápido.

Escanea antes de leer

El truco de escanear antes de leer es muy útil para leer un texto rápido sin reparar en los detalles, lo cual puede servirte de ayuda para leer documentos o textos que necesitas contextualizar con rapidez y para los que no cuentas con el tiempo suficiente. Para el escaneo puedes hacer una "S" con tu dedo a lo largo de la página, forzando a tus ojos a seguirlo. Con este escaneo no obtendrás toda la información, sino que captarás las palabras más importantes para contextualizar. De este modo, cuando inicies la lectura, tu cabeza tenderá a no subvocalizarlo todo.

Mantén la disciplina en tus ojos

Si te fijas en cómo lee otra persona, verás que los ojos no se mueven de izquierda a derecha, sino que van de adelante hacia atrás bruscamente. Esto sucede por el proceso de regresión que se produce por la subvocalización. Si quieres eliminarla, tienes que entrenar a tus ojos para que vayan de lado a lado con movimientos suaves, y algo que puede servirte en este caso es usar tus dedos como guía para obligar a tus ojos a seguir su estela. Así los ojos no se detendrán en una sola palabra y lograrás mantener un buen ritmo de lectura.

Distrae el resto de tu cuerpo de la lectura

Oídos, lengua, labios y laringe son algunas partes del cuerpo que también participan durante el proceso de lectura, ya que muchas personas tienen a susurrar lo que leen. Si eres capaz de distraerlos, podrás reducir la subvocalización, así que te recomendamos apostar por la música clásica o las melodías relajantes para mantener los oídos ocupados. Puedes seguir la melodía zumbando ligeramente la laringe o mantener la boca ocupada, por ejemplo, mascando chicle.

Usa la tecnología

Existen ciertas aplicaciones que pueden ayudarte a eliminar la subvocalización de manera sencilla. Gracias a ellas, el texto te aparecerá palabra por palabra a un ritmo tan rápido que no tendrás tiempo a repetir mentalmente lo que has leído, así que la lectura será más rápida y te permitirá comprender el texto sin bloquearte en un vocablo repetidamente o subvocalizarlo.

Cómo leer más rápido - Elimina la subvocalización

Utiliza una guía

¿Cuántas veces te ha pasado que has iniciado la lectura de una misma frase o párrafo repetidamente sin poder avanzar en el texto? Este tipo de bloqueos comunes pueden ralentizar mucho la lectura, así que para solucionar este problema y descubrir cómo aprender a leer rápido, te recomendamos recurrir a este ejercicio:

¿Recuerdas que cuando aprendiste a leer te animaban a utilizar un dedo como guía para no perderte? Pues esta técnica recupera dicho hábito. Utiliza el dedo, un bolígrafo, una regla o un punto de libro para señalar las líneas que vas leyendo y no te detengas; combinando este truco con técnicas como la eliminación de la subvocalización o el salto entre grupos de palabras, acabarás leyendo a mucha más velocidad.

Cómo leer más rápido - Utiliza una guía

Intenta no releer

Ya sea por distracción o de forma inconsciente, releer ralentiza mucho el ritmo de lectura y es una costumbre que muchos no se pueden sacar de encima. Si no tienes tiempo para acabar un texto y debes leer rápido, intenta concentrarte y asimilar los conceptos más importantes a la primera pasada.

Para lograrlo es imprescindible que trabajes con algunos de los consejos ofrecidos anteriormente: busca la comodidad y rodéate de un ambiente tranquilo. Si te preguntas más concretamente Cómo leer un libro muy largo en poco tiempo, aquí encontrarás muchos otros consejos.

Lee más

No hay ejercicios de lectura rápida que funcionen mejor que el leer de manera habitual. Si acostumbras a tu cerebro a leer a diario ganarás velocidad y mejorarás todas las técnicas de lectura comentadas anteriormente, lo cual supondrá una reducción de tiempo y una ganancia de comprensión lectora.

Además, te proponemos coger un cronómetro y medir tu ritmo de lectura. ¿Sabías que la velocidad media de lectura está entre las 200 y las 300 palabras por minuto? Cada persona es diferente, y llegar a esta velocidad o superarla dependerá de cuán acostumbrados estemos a leer, entre otros factores. Si quieres mejorar tu marca, entrena tus ojos y practica todas las técnicas comentadas anteriormente, ¡seguro notarás grandes resultados! Además, en este otro artículo de unCOMO compartimos contigo Por qué es importante leer.

Cómo leer más rápido - Lee más

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo leer más rápido, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Formación.

Escribir comentario sobre Cómo leer más rápido

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo leer más rápido
1 de 6
Cómo leer más rápido

Volver arriba