Compartir

Cómo evitar el síndrome del emperador

Por Daniela Innecco. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo evitar el síndrome del emperador

El síndrome del emperador es un trastorno de conducta infantil que ocurre cuando el niño desafía a sus padres con autoridad. Este comportamiento que comienza en el hogar, también puede ocurrir con otras personas y suele estar causado por falta de disciplina, padres muy permisivos y formas de crianza.

Este trastorno es muy común en hijos únicos o de padres divorciados, ya que en ambos casos el niño tiene toda la atención y consentimiento que desee, y le es más fácil la labor de manipular. Para saber cómo evitar el síndrome del emperador, lee con atención este artículo de unComo.

Pasos a seguir:
1

El primer paso para evitar el síndrome del emperador es conocer sus síntomas para identificarlo a tiempo. Entre los síntomas de este trastorno resaltan: ansiedad, autoritarismo, egoísmo, sentido de pertenencia, demanda de atención, no hay arrepentimientos, dificultad para socializar con otros niños y falta de respeto por las normas.

2

Para evitar el síndrome del emperador, los padres deben establecer normas en el hogar por las cuales el niño debe regir su comportamiento. Esto permitirá que el pequeño desarrolle disciplina y obedezca. Se puede comenzar por reglas tan sencillas como guardar los juguetes después de jugar o echar la ropa sucia en la cesta después de bañarse. Hacer la tarea todos los días a la misma hora, tener un horario para ver televisión y no tocar objetos de valor también son válidas. Es importante que si los padres son divorciados existan las mismas reglas en ambas casas.

3

Muchas veces los padres se dejan dominar producto del llanto o la tristeza de su hijo cuando no consigue lo que quiere. Es importante mantener una postura firme, si se acordó que el niño solo escogería un juguete en la juguetería, debe ser solo un juguete. Cualquier muestra de compasión o debilidad puede dar pie para que el niño manipule situaciones similares en futuras ocasiones.

4

Propiciar que el niño se relacione con otros niños es bueno para trabajar su desarrollo social y entender que hay otras personas con las cuales puede jugar y divertirse que no sean sus padres. Este paso es muy importante en el caso de los hijos únicos, que al no tener hermanos tienen la necesidad de demandar toda la atención de sus padres. Comparte con tu hijo e invita a otros niños a que también lo hagan. Una tarde de juego en tu casa o una salida al cine son buenas opciones.

5

Inculcar el respeto es necesario para evitar el síndrome del emperador. Cuando a los niños se les ha inculcado desde pequeño que a papá y a mamá no se les alza la voz, no se les insulta y que su palabra es de mayor peso, los pequeños no solo son más obedientes sino que saben respetar las decisiones de los adultos. Tampoco debes ser un general, la clave está en comunicar con seriedad los asuntos serios sin necesidad de regañar.

6

Si alguna vez ocurre una situación que se te escapa de las manos, no demuestres debilidad ante el niño. Evitar frases cómo "ya no sé qué hacer", "qué voy a hacer contigo" o "ya no puedo más", pues ofrecen todo el poder al pequeño para que haga uso de su autoridad y personalidad dominante. Por más gracioso que sea la ocurrencia de tu hijo, mantente firme en tus normas y decisiones.

7

Para evitar el síndrome del emperador también es importante crear hábitos. Una buena manera es inscribir al niño en clases extra curriculares como fútbol, tareas dirigidas, gimnasia, natación, ballet y cualquier otro deporte o disciplina que sea del agrado del niño, no de tu agrado. Esto reforzará su buena conducta y permitirá que socialice con nuevas personas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo evitar el síndrome del emperador, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Ser padre y madre.

Escribir comentario sobre Cómo evitar el síndrome del emperador

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
antonio ayala
todos los consejos y practicas que presentan, son muy validos, muy precisos, pero falta algo importante, no solo queremos crear un ser disciplinado a nuestras reglas, falta el amor, en que el niño se sienta amado por sus padres, enseñarle lo bueno y lo malo de su comportamiento, premiarlo con sus buenas acciones, y un castigo cuando haga lo contrario, enseñarle que existe un creador, llámesele como se quiera, pero algo superior a quien respetar, amar y buscar en la vida. el hombre que no encuentra a DIOS en su vida, envano vivió. gracias.
Daniela Innecco
Gracias por leernos Antonio y por tus aportes al artículo Cómo evitar el síndrome del emperador, siempre es bueno interactuar y conocer las opiniones de nuestros lectores. ¡Regresa pronto!

Cómo evitar el síndrome del emperador
Cómo evitar el síndrome del emperador

Volver arriba