Cómo estudiar para la selectividad

Cómo estudiar para la selectividad

Durante el mes de junio se llevan a cabo los exámenes de selectividad o PAU (Pruebas de Acceso a la Universidad), en los que los alumnos/as de bachillerato deben demostrar sus conocimientos y aptitudes para poder acceder a los estudios universitarios. Estas pruebas suelen generar mucho nerviosismo en los estudiantes, ya que se están jugando mucho en tan solo tres días. Pero aquellos que han estudiado durante el curso y han conseguido superar el bachiller, no deben temer a la selectividad. Para preparar los exámenes selectivos, será importante hacer un repaso de todas las materias de las que vamos a ser examinados y, especialmente, aprender a controlar los nervios para que no nos jueguen una mala pasada. Para que puedas enfrentarte sin ningún problema a los exámenes de acceso a la universidad, en unComo.com te damos algunos consejos sobre cómo estudiar para la selectividad.

Necesitarás:
Pasos a seguir:
1

Si durante el curso has trabajado de manera constante, prepararte para la selectividad no te va a resultar un problema. Tan solo deberás hacer un repaso a todas las materias, para el que puedes ayudarte de esquemas y resúmenes.

2

Es importante adecuar la zona de estudio, para así mejorar tu concentración y evitar distracciones. Deberá ser un lugar ordenado, con luz y sin ruido; si te resulta más cómodo, puedes optar también por las bibliotecas y salas de estudio.

3

Durante el estudio puedes ir subrayando las ideas más importantes y extrayendo de ellas notas aclaratorias que te permitan recordar el contenido del texto.

4

Lo que tampoco puedes olvidar es hacer descansos durante el estudio. Cada dos horas, deberás hacer una pausa de unos 15-20 minutos para descansar y reponer fuerzas.

5

Asimismo, será necesario dormir 8 horas para que descanses correctamente y te sientas completamente bien al día siguiente.

6

El día anterior o algunos días antes de la selectividad también tendrás que preparar la documentación y aquello imprescindible para hacer las pruebas: DNI en regla, bolígrafo, lápiz, y según qué casos: diccionario de Latín, calculadora para Matemáticas o herramientas de dibujo.

7

Cuando llegue el día de los exámenes selectivos, deberás mantener la calma y intentar no ponerte nervioso. Procura no beber café o otras bebidas excitantes y, en caso de que te sea de ayuda, tómate alguna tila o alguna otra infusión con efectos relajantes.

8

Cuando tengas el examen delante, será preciso que leas detenidamente las preguntas tantas veces como sea necesario, para así poderlas identificar con el temario estudiado y contestar las cuestiones con claridad y de forma ordenada.

9

Empieza por aquellas preguntas que te sabes mejor y presta atención a las faltas de ortografía. Repasa tus respuestas y rectifica o añade aquello que consideres oportuno.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo estudiar para la selectividad, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Formación.