Compartir

Cómo enseñar a los niños a no malgastar

Por Raquel Ballesteros. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo enseñar a los niños a no malgastar

Como padre o madre, de ti depende en primera instancia que tus hijos aprendan correctamente ciertas aptitudes que le servirán para toda la vida. Mostrarles cómo gestionar un presupuesto y no malgastar será una lección imprescindible para ellos. Los buenos hábitos del gasto y el ahorro pueden ser enseñados a edades tempranas, por lo que ayudarlos en este área cuando aún son niños les puede garantizar una mayor autonomía financiera en el futuro.

Pasos a seguir:
1

En primer lugar, tu mismo debes ser un modelo. Enséñales tu propio presupuesto y cómo ahorras. Es una buena idea que te acompañen al banco a hacer tus gestiones, para que puedas explicarles las gestiones que lleves a cabo.

2

Invítalos a participar, ya sea elaborando la cesta de la compra y comparando los precios en el supermercado, o ofreciéndoles una calculadora cuando vayáis a comprar ropa, para que vean si se acercan al gasto máximo pactado.También puede ser entretenido para ellos el buscar cupones de descuento en la publicidad o ofertas en establecimientos.

3

Dales una semanada. Empieza por poca cantidad, y auméntala a medida que crezcan. Facilítales monedas y billetes para que entiendan que existe una jerarquía del dinero y empiecen así a categorizarlo. Más adelante, en lugar de darles la semanada sin más, sería interesante que ellos realizaran algún tipo de trabajo doméstico para que hubiera un poco de esfuerzo por su parte y además aprendieran a organizarse también el tiempo.

4

Guarda el dinero en lugares visibles. Ya sea un cerdito para los ahorros en monedas o jarras de colores para billetes. Ábreles una cuenta bancaria para que también se hagan la idea de que no todo el dinero se guarda en casa y comprendan el significado de los intereses.

5

Cread un presupuesto conjunto, con objetivos a corto y largo plazo, aunque incluya compras de importancia menor. Un ejemplo podría ser: 10% a caridad, 20% para cuenta de ahorros, 30% guardado para un juguete más caro y el 40% restante para comprar algo que se requiera al momento (regalo cumpleaños, comidas, pantalones...).

6

Pon límites. Si los niños se lo gastan todo, no reemplaces el dinero fácilmente ni con mucha rapidez. Tienen que experimentar lo que significa el quedarse sin él, intentando no depender siempre del rescate de los padres. Hacer un presupuesto les servirá para priorizar y ser efectivos en el gasto, no pueden comprarse todolo que desearían, sino escoger. También deben aprender a decir noante la compra compulsiva. Estos conocimientos serán un freno para cuando crezca y tenga a su disposición más cantidad de dinero.

7

Escribe en una libreta, a modo de diario, en qué se invierten los ingresos. Mantén un control sobre las salidas y comprueba que se terminan gastando en aquello previsto. Revísala a menudo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo enseñar a los niños a no malgastar, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Ser padre y madre.

Consejos
  • Una forma fácil de establecer una semanada es un euro por semana por año. Así, si tu hijo tiene 7 siete años, la semanada podría ser de 7 euros (o 28 euros al mes).

Escribir comentario sobre Cómo enseñar a los niños a no malgastar

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo enseñar a los niños a no malgastar
Cómo enseñar a los niños a no malgastar

Volver arriba