Compartir

Cómo controlar el uso de Internet de los adolescentes

Cómo controlar el uso de Internet de los adolescentes

En nuestro día a día, Internet juega un papel muy importante. No sólo es usado por profesionales en su trabajo o estudiantes a la hora de recabar información, Internet es además una fuente inagotable de ocio, que muchos adolescentes usan a diario para pasar su tiempo libre. Todos sabemos que dentro de la red hay mucho contenido, todo el contenido web. Ante la duda, existen varios consejos a la hora de saber cómo controlar el uso de Internet de los adolescentes.

También te puede interesar: Cómo afecta Internet a los adolescentes
Pasos a seguir:
1

Intentemos evitar por todos los medios las actitudes autoritarias. Es mucho más efectivo a la hora de controlar el uso de Internet de los adolescentes, adoptar una postura de diálogo. Para ello, es esencial que el adolescente y los padres tengan una comunicación cercana y fluida. Una actitud positiva sería por ejemplo dar las herramientas necesarias para que el joven pueda gestionar su propio uso de Internet.

2

En este punto, es interesante hablar con los adolescentes sobre sus gustos, experiencias e intereses. Los padres deberán dar su punto de vista y así debatir conjuntamente para qué usa su hijo Internet.

3

Es evidente que para poder saber que es Internet, los padres deben familiarizarse con estas tecnologías. Si queremos saber qué hacen nuestros hijos, nosotros mismos debemos experimentar y navegar por los lugares en los que normalmente ellos se mueven. Esto no significa hacerse un perfil de facebook falso para hablar con nuestro hijo o hija.

4

Podemos prevenir a nuestros hijos de varias cosas. Por ejemplo, podemos hablar con el adolescente sobre la veracidad de los contenidos en Internet. No todo lo que se publica es cierto. Además, también es interesante explicar a los chicos que muchas veces la gente cambia su identidad para chatear por Internet. Por tanto, es esencial que no den datos personales como dirección, teléfono, apellidos u horarios de instituto o colegio.

5

También es importante advertir de los peligros que conlleva quedar con desconocidos o enviar fotos a personas que no sabemos a ciencia cierta quienes son.

6

Hay que evitar que el adolescente se pase las horas en Internet. Este punto es un poco complejo pues si lo hacemos con autoridad, el joven reaccionará mal. Por eso, es mejor incentivarlo a realizar otras actividades, de manera siempre amable. Intentar que encuentren otras aficiones que no tengan que ver con los chats, perfiles sociales y páginas de Internet.

7

Mucho cuidado con los juegos. Si bien es cierto que no todos los juegos violentos crean una actitud violenta en los adolescentes, el mensaje que transmiten no es el mejor para una persona que se está formando.

8

Podemos revisar el historial y lista de favoritos para ver que páginas visitan nuestros hijos. Evidentemente este paso debemos hacerlo con cierta cautela para que los jóvenes no se sientan espiados.

9

Además, existen algunas herramientas para poder filtrar los contenidos. Estas herramientas pueden encontrarse en la web de forma gratuita. Suelen ser filtros que además funcionan como antivirus. El problema, es que muchas veces funcionan con palabras clave y hay ciertas páginas que pasan desapercibidas. Aun así, puede ser una buena herramienta.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo controlar el uso de Internet de los adolescentes, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Ser padre y madre.

Escribir comentario sobre Cómo controlar el uso de Internet de los adolescentes

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Edelmira
mi pregunta es mi hijo tiene 15 años desde que amanece para con el celular le pido y responde agresivo trato de conversar bien con cariño no se deja contesta ya ya no me deja terminar de hablar y asi trato de advertirle sobre los riesgos en la calle o fiestas, amigos malos se aburre y se molesta ya no se como
hablar con el ¿que debo hacer?

Cómo controlar el uso de Internet de los adolescentes
Cómo controlar el uso de Internet de los adolescentes

Volver arriba