Compartir
Compartir en:

Cómo concentrarse para estudiar con ruido - los mejores trucos

Cómo concentrarse para estudiar con ruido - los mejores trucos

Si vivimos en una zona ruidosa, ya sea porque hayan obras, porque nuestros vecinos se empeñen en escuchar música a todo volumen, o porque nuestra familia hable en todos más elevados que la insonorización de nuestro cuarto, puede que tengamos problemas para estudiar. Esto puede ser especialmente molesto si estamos en épocas de exámenes o si nos preparamos para pruebas tan importantes como una oposición o la selectividad.

Por ello, en unCOMO hemos querido buscar soluciones para ti ante este inconveniente. Si quieres saber cuáles son, no te pierdas este artículo sobre cómo concentrarse para estudiar con ruido.

Ejercicios para focalizar la atención en el estudio

Como seguramente habrás comprobado, nuestro cerebro se distrae con gran facilidad, sobre todo si tenemos que estudiar temas pesados o que no nos sean de mucho interés. Por ello, es importante que seas consciente de que, ante tanto ruido, debes de hacer un esfuerzo por focalizar tu atención en el libro que tienes delante o en los esquemas que estés realizando. Para lograrlo, existen una serie de ejercicios para focalizar la atención que puedes poner en práctica:

  • Cambia tu forma de estudiar: al tener que hacer algo distinto a lo que estamos acostumbrados, nuestro cerebro presta más atención de forma automática. Así que si estás acostumbrado, por ejemplo, a estudiar simplemente leyendo el material, ponte a hacer esquemas o resúmenes. Quizás al principio cueste, pero luego llegará un momento en el que no te darás ni cuenta del ruido exterior.
  • Lee en voz alta: esto te ayudará tanto a memorizar como a obligar al cerebro a centrarse en tu voz. Si este ejercicio te resulta útil para el aprendizaje, repítelo cada día hasta que consigas atender únicamente al sonido de tu voz, y no al ruido exterior.
  • Manualidades: tener que usar las manos para estudiar es otro método muy eficaz para no distraerse con los sonidos molestos. Te recomendamos que subrayes con frecuencia, que tomes apuntes, que busques información extra en internet y la anotes, etc. Todo esto hará que nuestra mente se enfoque únicamente en el estudio.

Ruido blanco para mejorar la concentración

Un excelente aliado es el ruido blanco para estudiar y concentrarse. Se trata de un sonido de fondo que se caracteriza por ser constante y uniforme, además de que todas sus frecuencias están a la misma potencia. Un ejemplo de ruido blanco es un televisor sin sincronizar o el ruido del aire acondicionado.

Para qué sirve el ruido blanco

Al estar escuchando ruido blanco constantemente, llegará un momento en que no prestaremos atención al ruido exterior ni tampoco al ruido blanco, por ser este invariable y, por ende, tener poco interés para nuestra mente. En ese momento, podremos concentrarnos en estudiar, así como en hacer otras tareas. De esta forma, el ruido blanco sirve para ayudarnos a prestar más atención en aquello que estemos realizando y, en el caso de los estudios, también ayuda a memorizar mejor.

Sonido ambiente para estudiar - música relajante

Si nuestros altavoces nos los permiten, podemos poner música relajante y de ambiente de fondo. Si buscas en YouTube "música para estudiar" hallarás un gran repertorio entre el que elegir. La mayoría de estos hilos musicales duran más de una hora, con lo cual no tendrás que interrumpir tu estudio para cambiar de canción. También, si lo prefieres, puedes escuchar la música con cascos, en vez de en el altavoz, así el ruido del exterior estará más camuflado.

Para ambientar más tu habitación y ayudarte a olvidar el perturbante sonido del exterior, puedes poner velas e inciensos. El olor del incienso y la tenue luz de las velas pueden ayudarte a relajarte y concentrarte más en tu estudio.

Cascos aislantes o tapones para estudiar

Existen en el mercado unos cascos que pueden aislar el sonido exterior en tus oídos. También llamados orejeras para estudiar, cascos aislantes o superaislantes, protectores auditivos o cascos para estudiar, son perfectos para cuando cualquier mínimo sonido dificulta nuestra concentración o la de nuestros hijos. Los hay de muchos tipos y especiales para diferentes intensidades de sonido. Si te decides a usarlos, lo mejor es que te informes bien del producto antes de comprarlo.

Si no, otra opción más económica es utilizar tapones para estudiar. Los hallarás en farmacias a un precio medio de 1 €. Son de silicona y se adaptan a la perfección a tu conducto auditivo.

Trucos para concentrarse y memorizar en el estudio

Hay otras observaciones a tener en cuenta a la hora de estudiar que pueden influir en tu sensibilidad al ruido, como son:

Dormir bien para poder estudiar mejor

El buen descanso es crucial para conseguir un mayor rendimiento, así como para no alterarse tanto al escuchar ruidos cuando intentamos estudiar. Por lo tanto, deberemos intentar descansar entre 8 y 9 horas. Si el ruido también estuviese durante las horas de sueño, es recomendable usar tapones. Quizás pueda serte útil este artículo sobre Cómo relajarse antes de ir a dormir.

Estar de buen humor y feliz

Nuestro estado de ánimo puede influir mucho en nuestra capacidad para estudiar, así como para soportar ruidos molestos, ante los cuales estaremos más irascibles. Así que si tenemos un día torcido, lo mejor es que nos tomemos ese día de descanso, ya que probablemente seremos poco productivos. Si el estado de ánimo negativo perdurase demasiado, lo mejor es acudir a un médico o especialista.

Evitar estar nervioso o nerviosa: vital para la concentración

Esto, sin duda, es uno de los motivos principales que pueden impedir que nos concentremos adecuadamente ante el ruido. Claro que esto es el pez que se muerde la cola: contra más ruido haya y menos puedas estudiar, más nervioso te pondrás. Lo sabemos. No obstante, hay que hacer todo lo posible por relajarse, ya sea tomando infusiones, haciendo meditación zen, realizando deporte, o cualquier otro método que nos sea eficaz.

Suplementos naturales para la memoria y concentración

En algunas farmacias y en herbolisterias puedes encontrar suplementos hechos con ginseng, vitaminas y otras sustancias benévolas para nuestro cerebro que nos ayudarán a concentrarnos, mejorar la memoria, aumentar nuestra productividad y mejorar la capacidad de aprendizaje, entre otras. Estas pastillas son especialmente recomendables en épocas de examen, ya que debido al exceso de ejercicio cerebral, nuestro órgano en cierto modo se debilita.

Hacer deporte para mejorar la concentración

El ejercicio puede ayudarnos a liberar la tensión de nuestro cuerpo que se acumula debido al exceso de ruido, a la rabia y la impotencia por no poder concentrarse en estudiar, así como por otros motivos del día a día. Sal a correr, haz abdominales o flexiones, date grandes paseos en bicicleta... En definitiva: cánsate físicamente. Además, al realizar deporte nuestro cerebro segrega las llamadas hormonas de la felicidad, con lo cual no solo estaremos más relajados, sino más felices y propensos para ponernos a estudiar sin importarnos el ruido ni otros elementos externos.

Otras opciones para concentrarse en estudiar con ruido

Si ninguno de estos métodos hasta ahora mencionados te parece útil, en unCOMO te proponemos otras alternativas para concentrarse en el estudio en caso de ruido:

  • Ir a una biblioteca: si buscas silencio absoluto, donde seguro que lo encontrarás es en una biblioteca. Hay algunas que incluso abren durante la noche, ya sea por épocas o de forma permanente, lo cual es perfecto si tu disponibilidad para estudiar se reduce a las horas nocturnas.
  • Estudiar con un amigo en su casa: otra alternativa de las que más gustan. Estudiar con un amigo o amiga, ya sea en su casa o en la biblioteca puede ser muy beneficioso para ambos, ya que podréis motivaros el uno al otro para estudiar, haceros preguntas, o explicaros mutuamente lo que sabéis, lo que siempre ayuda, ya que lo que uno no sepa puede explicárselo el otro.
  • Insonorizar tu casa o habitación: esto puede ser un poco caro, pero será muy efectivo, sobre todo si el ruido es muy constante, ya que además de para estudiar, puede molestarte para el día a día, así que se vea como se vea, ganarás.
  • Mudarse: lo sabemos, esta opción es muy extrema, pero en algunos casos es de las mejores cuando nuestros vecinos o la zona en la que vivimos nos están haciendo la vida imposible.

Ahora que ya sabes cómo concentrarse para estudiar con ruido, te recomendamos que leas el artículo Cómo estudiar mejor para ampliar tu información.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo concentrarse para estudiar con ruido - los mejores trucos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Formación.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cómo concentrarse para estudiar con ruido - los mejores trucos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo concentrarse para estudiar con ruido - los mejores trucos
1 de 4
Cómo concentrarse para estudiar con ruido - los mejores trucos