Compartir

Cómo afrontar el primer año de universidad

Por Miriam Martí Gamero. Actualizado: 18 julio 2017
Cómo afrontar el primer año de universidad

El primer año en la facultad puede ser realmente chocante para los estudiantes. Es un paso muy grande, en el que las responsabilidades con la educación aumentan considerablemente. Si bien es cierto que el joven escoge, teóricamente, un campo o profesión que le interesa, lo cierto es que el aumento de libertad y la exigencia en las aulas puede resultar realmente estresante. Por tanto, es imprescindible atender a una serie de ideas que te ofrecemos en unComo para saber cómo afrontar el primer año de universidad con éxito.

Pasos a seguir:
1

Los cambios de una escuela a una universidad pueden ser realmente grandes. Estos cambios, en ocasiones, hacen que los alumnos se sientan desorientados, superados por las circunstancias y asustados. Es importante identificar los síntomas ante este tipo de problemas, como por ejemplo falta de sueño, falta de concentración, cansancio o incluso una desmotivación clara. Lo primero que hay que hacer a la hora de afrontar este nuevo reto es darse cuenta de que efectivamente necesitamos cambiar ciertas actitudes y hábitos.

2

Los trastornos del sueño pueden intentar corregirse estando ocupados por el día. No se trata únicamente de acudir a las clases. Quizá, durante el primer año de universidad, nos venga bien apuntarnos a determinadas actividades deportivas, esto hará que quememos mucha energía y que por las noches conciliemos mejor el sueño.

3

Durante el primer año en la facultad, es importante comenzar a entablar relaciones con el resto de compañeros. Estos supondrán un pilar esencial en los momentos bajos. Para ello, puede ser buena idea apuntarse a determinados seminarios o actividades fuera de las aulas que se orienten a nuestros gustos personales e inquietudes. De esta forma encontraremos gente similar a nosotros y será mucho más sencillo entablar relación con ellos.

4

Si tenemos problemas lo mejor es conversar. Hablando lograremos liberar una enorme cantidad de energía negativa. Muchas veces pensamos que los problemas son más grandes de lo que en realidad se ven desde fuera. Así pues, si durante nuestro primer año de universidad nos sentimos perdidos y superados por los acontecimientos, es mejor hablarlo y de esta forma intentar relativizarlo.

5

No debemos hundirnos moralmente por suspender un examen. Por norma general, durante el primer año en la facultad, los alumnos tienden a bajar sus calificaciones. Muchos alumnos que jamás habían suspendido un examen ahora lo hacen. Debemos evitar verlo como algo dramático. Tan sólo es una piedra en el camino y suspender un examen no significa terminar nuestra estancia en la universidad.

6

Si padecemos de estrés y ansiedad, es importante realizar alguna actividad o técnica de relajación. Lo cierto es que los nervios no nos ayudarán a aprobar los exámenes del primer año de universidad. Así pues, intentemos por todos los medios relajar nuestra mente y cuerpo para estar más tranquilos; en este artículo de unComo os explicamos ejemplos de actividades para combatir el estrés.

7

Es imprescindible tener una buena planificación y organización durante esta primera etapa universitaria. El nivel es más exigente, y por tanto, seguramente debamos cambiar nuestros métodos de estudio. Normalmente en los primeros años de universidad se imparten talleres de técnicas de estudio, ideales para aprender a estudiar en este nuevo escenario.

8

Por último, es muy interesante el concepto de grupos de trabajo o grupos de estudio. Es una forma de sociabilizarse con el resto de compañeros, al mismo tiempo que ponemos en común diversas herramientas para el estudio.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo afrontar el primer año de universidad, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Formación.

Escribir comentario sobre Cómo afrontar el primer año de universidad

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo afrontar el primer año de universidad
Cómo afrontar el primer año de universidad

Volver arriba