Compartir

Cómo aceptar mi físico

 
Por Laura Ruiz. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo aceptar mi físico

Se ha vuelto algo común cada día observar en los medios de comunicación, especialmente en redes sociales, una sobrexposición de lo que equivocadamente se denomina “el cuerpo ideal”. Esta imagen poco realista de lo que debe ser nuestra apariencia, para ser aceptados, para ser queridos o para tener éxito, puede ser muy perjudicial para algunas personas dificultando en ellas la capacidad de aceptar su cuerpo, amarse y confiar en sí mismos.

Si has comenzado a sentir dudas sobre tu apariencia y necesitas algunos consejos para aceptarte tal cual eres, entonces continua leyendo este artículo de unComo.com en el que podrás aprender los trucos para saber cómo aceptar tu físico.

También te puede interesar: Cómo aceptar mi edad

El entorno y el qué dirán

Existe una gran frase que dice: “Rodéate de buenos y tú lo parecerás, rodéate de sabios y algo en ti se quedará”. Saber elegir buenas compañías es vital para alcanzar tu potencial, los buenos amigos suelen tener un efecto increíble en el desarrollo de la personalidad haciendo que sea natural pensar que si hay personas que te acepten tal cual eres, tú también deberías, porque no hay nada malo contigo y mereces ser feliz.

A veces el entorno donde nos movemos puede derribar nuestras defensas y hacernos sentir diminutos. La sociedad con su ideal de “apariencia perfecta” suele hacer sentir a muchas personas que están siendo constantemente juzgados por su apariencia, haciéndolos caer en depresión y aislándose. Cuando esto ocurre, es bueno pensar en los momentos agradables que hayas pasado con amigos, enfocándote en los detalles, el lugar donde estaban, quienes estaban, que actividad realizaron, si estos pensamientos te hacen sonreír y sentirte bien nuevamente, puedes proponer a tus amigos repetir la experiencia para recuperar tu confianza.

Muchas veces somos dominados por un temor a lo que las demás personas piensan de nosotros, este temor, popularmente conocido como “miedo al qué dirán”, es algo que no hace más que alejar a las personas de la aceptación de sí mismos, aislándose del exterior e incluso de sus amigos por temor a lo que la gente piense de sus físicos.

Este miedo que hace que nos importe de forma exagerada la opinión de personas que no conocemos es algo que ocurre con mayor frecuencia durante la adolescencia, los jóvenes son más propensos a sufrir de esto dado que es en esta etapa cuando se comienza a forjar lo que serán los cimientos de nuestro futuro. Al no ser aceptados en este periodo de la vida, no siendo populares y siendo juzgados por la apariencia o, peor aún, siendo víctimas del bullying, hace que las personas sean incapaces de aceptar su físico.

Quienes sufren de lo anterior, deben comprender que la opinión de personas que no te conocen no tienen validez alguna, ellos no conocen nada de ti por lo que no tienen ninguna autoridad sobre lo que eres y, a pesar que algunos comentarios pueden ser hirientes, el que te los digan no los hace reales, solo tú decides lo que vales. Es importante entender que esta es solo una etapa y estas personas que te rodean con negatividad no estarán para siempre a tu alrededor, tu vida recién comienza y te espera un gran futuro si así tú lo decides.

Tu físico no decide el valor que tengas como persona.

Cómo aceptar mi físico - El entorno y el qué dirán

Reconoce tu potencial para aceptar tu físico

Todos contamos con un cuerpo y una química interna única, lo que hace que sea normal que algunas actividades resulten más fáciles para algunas personas que para otras. La clave principal para aceptar nuestro cuerpo es reconocer en qué disciplina eres mejor, si tu estatura no supera los 1,5 metros, entonces lo más probable es que tu cuerpo no sea especialmente apropiado para jugar al baloncesto pero puedes resultar ser un gran jinete o tener la capacidad de correr muy rápidamente.

Por otra parte, tal vez el deporte no es para ti en absoluto importante y cuentas con habilidades extraordinarias para escribir o pintar, lo que tienes que hacer es enfocarte en todas aquellas disciplinas que tengas un desempeño positivos.

Suele llevar tiempo reconocer la actividad en la que nuestro cuerpo es bueno, por lo que participar en muchas actividades es una gran forma de reconocerla, además de que también se abre la puerta para socializar y encontrar personas que compartan tus aficiones y te acepten tal cual eres. Nunca podrás saber de lo que eres capaz hasta que lo intentas.

En este otro artículo de unComo te contamos cómo quererte más.

Cómo aceptar mi físico - Reconoce tu potencial para aceptar tu físico

Enfócate en lo positivo y descarta lo negativo

Es importante aprender a enfocarse en los aspectos positivos de la vida, cuando recibas un cumplido, enfócate en él y recuérdalo, evita pensar que te lo han dicho solamente por educación, sino que en verdad te mereces cada palabra. Recuerda proyectar la sensación de bienestar que has recibido al momento de escucharlo especialmente cuando sientas dudas sobre ti. Aquí te damos algunas claves para que puedas ser más positivo.

Procura apartar de tu mente todos los pensamientos negativos, recuerda que tu cuerpo es solo una parte de ti, piensa en todas esas cosas positivas que tienes y crea una lista detallando todos estos puntos. Acabarás por comprender que eres una persona maravillosa, aceptando tu cuerpo y ganando la confianza que necesitas para salir adelante.

Una actitud positiva ante la vida y ante las adversidades es la herramienta principal que debes portar para aceptar tu físico y quererte tal cual eres.

Cómo aceptar mi físico - Enfócate en lo positivo y descarta lo negativo

Enfréntate al espejo

Uno de los grandes enemigos de quienes dudan de su apariencia es sin duda el espejo. Si tú eres una de esas personas que invierte varios minutos al día parado frente a él autocriticando tu apariencia, entonces deberías reconsiderar tu relación con este objeto.

Si te cuesta aceptar la imagen que el espejo refleja, enfócate en las cosas positivas de tu apariencia y no pienses en esas cosas que no te gustan, intenta buscar un nuevo estilo sin perder tu personalidad y si aún así tienes dificultades para enfrentarte al espejo, entonces comienza a considerar deshacerte del espejo y enfocarte en esas cosas de tu vida ajenas a tu apariencia.

Cómo aceptar mi físico - Enfréntate al espejo

No te compares con nadie

La verdad es que el mundo sería un lugar muy aburrido si todos fuéramos iguales y si bien en ocasiones es difícil no compararse con alguien, no tiene sentido compararte con otras personas, ya sean celebridades o personas de tu entorno. Es recomendable compararte contigo mismo, hazte la siguiente pregunta: ¿Cuánto he progresado durante todo este tiempo?

Es mucho más productivo para ti enfocarte en tu crecimiento personal que compararte con la apariencia de otras personas. Tu vida te pertenece a ti y tu apariencia es solo un rasgo menor de todo tu ser. Así que procura tratarte a ti mismo como tratarías a tu mejor amigo, no te juzgues con severidad y disfruta de todo aquello que te hace feliz.

Cómo aceptar mi físico - No te compares con nadie

La apariencia física y la comida

Existe una relación muy estrecha entre la dieta que llevamos y nuestra apariencia, hay una gran cantidad de personas que no abusan de los alimentos y aun así no se sienten satisfechas con su apariencia llegando a, literalmente, no comer para bajar de peso o adquirir la silueta ideal, comprometiendo así su salud. En unComo te descubrimos los síntomas de la anorexia y de la bulimia para que aprendas a detectarlos a tiempo.

Recuerda que el aporte de la alimentación es brindar los nutrientes necesarios a nuestro organismo para funcionar correctamente, el restringirse la comida hará que te enfermes y tu salud se vea deteriorada, afectando así tu apariencia.

Si eres feliz comiendo entonces hazlo (sin caer en el abuso) y dando mucha importancia a tu salud, recuerda que si tú te sientes bien y enérgico, otras personas se sentirán bien estando a tu lado.

Por otra parte, muchas personas adoran consumir dulces, los cuales suelen ser capaces de liberar endorfinas en nuestro organismo (también conocidas como “hormonas de la felicidad”), la cual los hace sentirse muy bien, pero puede llegar a ser un riesgo si se convierte en una adicción y en este caso será recomendable consultar con un médico para tratar este posible problema.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo aceptar mi físico, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Familiares.

Consejos
  • Puedes colocar notas adhesivas en tu espejo en las cuales listes tus rasgos positivos, tratando de mezclar apreciaciones positivas de tu apariencia y de tus capacidades.
  • Recurre a tus amigos o seres queridos siempre que lo necesites, no eres una carga, estarán cada uno de ellos más que felices de estar a tu lado.
  • Si consulta con un médico especializado si vas a comenzar una dieta, él te recomendara un régimen basado en tus necesidades sin comprometer tu salud.
  • Cada tantos días olvídate de la báscula y del espejo y date el gusto de comer aquello que te hace feliz sin sentirte culpable.

Escribir comentario sobre Cómo aceptar mi físico

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo aceptar mi físico
1 de 6
Cómo aceptar mi físico

Volver arriba