Compartir

8 propósitos que no vas a cumplir en año nuevo

Por Àngels . Actualizado: 19 septiembre 2017
8 propósitos que no vas a cumplir en año nuevo

El día de Añonuevo aparecen largas listas de propósitos para los días que llegan y el año que empieza. Aunque algunos son nuevos o varían, la mayoría de estas proposiciones son las mismas año tras año y, asimismo, hay otra cosa que se repite: no se cumplen. Pero es que no se trata de milagros, sino de hechos que debemos cumplir con voluntad y fuerza. Y no es que no creamos en ti, sino que nuestra experiencia nos demuestra que pocos (por no decir ninguno) objetivos llegan a convertirse en hechos. Cuéntanos después de leer este artículo de unComo si nos equivocamos mucho con estos 8 propósitos que no vas a cumplir en año nuevo.

También te puede interesar: Cómo cumplir los propósitos de Año Nuevo

Hacer dieta

Que levante la mano el que no se ha propuesto perder peso después de las copiosas comilonas de Navidad. Serán muy pocos aquellos a quien no les ha pasado por la cabeza, porque sabemos que este es uno de los primeros propósitos al empezar el año. Pero ¿quién es capaz de cumplir estrictamente una dieta severa y renunciar a tantos placeres? Quizá durante un tiempo (unas semanas o un mes, no más) podremos hacerlo, pero después recordaremos lo bien que comíamos antes de la dieta y caeremos en la tentación, claro está...

Apuntarte al gimnasio (¡e ir!)

Otro de los clásicos: me apuntaré al gimnasio. ¿Fácil, no? Sí, pero luego viene lo complicado: ir regularmente. Lo normal es empezar con muchas ganas, visitar el gimnasio a diario, con ganas e ilusión; pero con el paso de los días las cosas cambian. Empiezan a surgirnos mejores planes a la hora que habíamos reservado para hacer ejercicio y dejamos de lado el gimnasio, hasta que llega un punto que estamos pagando la cuota sin sacarle partido. Y entonces pensamos: ¡maldito el día en que me apunté!

Aprender o estudiar un idioma

Todos nos hemos propuesto mil veces mejorar nuestro inglés, muchos quieren recuperar el olvidado francés y algunos probarían a atreverse con el chino, que dicen que es el futuro. Y el principio del año suele ser el momento ideal para motivarnos a hacerlo, pero también para recordar que hay que poner muchas ganas (y dinero, ¡claro!) y constancia. ¿Seremos capaces este año?

Sacarse el carnet de conducir

Aquellos que siguen yendo a pie a todas partes, haciendo bandera de los beneficios del transporte público o como paquete en el coche de amigos y familiares suelen proponerse que no pasa de este año eso de apuntarse a la autoescuela. Pero siempre surge algún imprevisto: falta de tiempo, precios muy caros, bla bla bla... y así pasará otro año más.

Pedir un aumento de sueldo

Todos/as queremos cobrar más y sobre todo después de los gastos navideños y con la inminente cuesta de enero. Pero creo que los turrones y el champán aun no nos han aportado la suficiente valentía para entrar al despacho de nuestro jefe y decirle que nos suba el sueldo. ¡Otra vez será!

Hacer un máster

Ampliar nuestros conocimientos es otra de esas cosas comunes que todos/as tenemos en mente. Y con el inicio del año, las ganas de cambiar de vida, de ampliar horizontes y todo eso que se dice... se nos enciende la bombilla y nos empeñamos en volver a las aulas para hacer un máster. Pero esta no es una decisión que se tome tan fácilmente, deberás pensar en la gran inversión que supone, y no solo de dinero, sino también de tiempo, sacrificio, horas de estudio... ¿Seguro que estás preparado/a?

Encontrar pareja

Empezar el año solo/a hace recapacitar a mucha gente y se plantean que tal vez va siendo hora de sentar cabeza y buscar una pareja estable. Pero lo de "año nuevo, vida nueva" no es un milagro y no van a caernos novios/as del cielo, por lo que va a ser una dura tarea para el nuevo año...

Cambiar de look

La vuelta a la rutina, la cuesta de enero, la depresión postvacacional... son muchos los factores que convierten el primer mes del año en uno de los más duros a nivel psicológico. Y ya dicen que nada mejor para quitar las penas que una visita a la peluquería, pero eso supone: un gasto añadido, encontrar el tiempo suficiente para cambiar nuestra imagen, la inseguridad de vernos bien luego... ¡Buf, mejor dejarlo para el año que viene!

Si deseas leer más artículos parecidos a 8 propósitos que no vas a cumplir en año nuevo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Formación.

Consejos
  • No te propongas cosas que sabes ya que no vas a cumplir.

Escribir comentario sobre 8 propósitos que no vas a cumplir en año nuevo

¿Qué te ha parecido el artículo?

8 propósitos que no vas a cumplir en año nuevo
8 propósitos que no vas a cumplir en año nuevo

Volver arriba