Compartir
Compartir en:

8 claves para ser feliz

8 claves para ser feliz

¿Existe el secreto de la felicidad? La verdad es que no. No hay ninguna fórmula mágica que nos explique lo que tenemos que hacer para conseguir ser felices pero sí que hay una serie de consejos que te ayudarán a vivir tu vida de la forma más apacible. Solo hace falta que tú tengas ganas de ser feliz, que te dediques tiempo y, sobre todo, que no te dejes abrumar por los problemas o los miedos.

Dejar paso a la energía positiva y optar por una vida más relajada, consciente y agradecida te ayudará a poder disfrutar más de tu día a día y alejar los problemas de un plumazo. En este artículo de unComo vamos a descubrirte 8 claves para ser feliz que te ayudarán a recuperar tu sonrisa y a disfrutar del presente al máximo.

También te puede interesar: Cómo ser feliz sin pareja

Aprende a perdonarte y a perdonar

Tanto en los errores cometidos en el pasado como en los fracasos que hayas tenido durante toda tu vida. Muchas personas se dejan abrumar por los "fantasmas del pasado", es decir, esas acciones que cometieron en el pasado y de las que siguen arrepintiéndose. Debes aprender a perdonarte y a cerrar etapas, de nada te servirá estar machacándote por algo que, seguramente, ya no tiene arreglo hoy en día. Todo el mundo comete errores y, aunque unos pueden ser más graves que otros, el tiempo todo lo cura.

Si te han hecho daño en el pasado, de nada te servirá odiar a esa persona que te ha dañado. Al principio estarás resentido, es normal, pero deja que el sentimiento se relaje, se cure y se marche. La venganza y el rencor no llevan a ningún camino bueno así que lo mejor es que escojas la vía del perdón y del olvido y continúes con tu vida.

Dedícate tiempo a ti

Para poder lleva una vida plena y satisfactoria es importante que, además de cumplir con tus obligaciones y tu rutina, dejes tiempo al placer y sobre todo aprendas a estar contigo mismo. Vivir siempre hacia afuera, pendiente de los demás o de cosas materiales es un error en el que es muy fácil caer pero que debe evitarse al máximo.

¿Te gusta leer? Entonces dedica un rato al día a la lectura, ¿te gusta pintar? no dejes de hacerlo una vez al día o de forma semanal. Sea lo que sea que te llena y te apasiona no debes abandonarlo porque, si lo haces, te estarás abandonando a ti mismo. Reserva una cita a la semana para estar contigo y disfrutar de tu hobby, háblalo con tu familia para organizaros (si es que tienes hijos y/o responsabilidades familiares) y así será mucho más fácil.

Ten una actitud positiva y amable

Otra de las claves para ser feliz es tener una actitud positiva para, así, contagiar a los que te rodean de esa energía y poder crear un clima de positivismo y felicidad. Si estás todo el día enfurruñado difícilmente te sentirás bien cuando llegues a casa, así que procura evitar las malas energías, superar los problemas con una actitud resolutiva y amigable y ver el lado bueno de todas las cosas, incluso los fracasos pueden verse como una oportunidad.

Relacionado con el positivismo está la amabilidad, ser una persona con una actitud amigable, cariñosa y sonriente es vital para poder crear ese ambiente afable del que hablamos. Si hablamos con buenas palabras, si sonreímos, si nos dirigimos a los demás con educación conseguiremos sentirnos mucho mejor y que nuestro entorno empiece a comunicarse con nosotros de este modo.

Dedica tiempo a los amigos y a la familia

A veces, la rutina, el trabajo y las obligaciones hacen que apenas tengamos tiempo para dedicarles a aquellas personas que queremos y que nos hacen felices. Pasar un buen rato con tus amigos, reír y disfrutar de un momento junto a ellos puede aportarnos una gran dosis de felicidad que todo el mundo necesita.

Muchas parejas dejan de ver a sus amigos y las quedadas se reducen a algunas veces al año, esto debes de evitarlo al máximo pues son las personas que quieres las que te harán ser más feliz y disfrutar de tu vida. Lo mismo ocurre con la familia, esas personas a las que tanto quieres, que tanto te quieren y que tan importante son en tu vida. No te dejes avasallar por la rutina y dedica un momento de tu vida a todos aquellos que son especiales para ti.

Haz ejercicio físico

El ejercicio físico nos ayudará a sentirnos más felices y a gusto con nosotros mismos. Esto no es una invención sino que está químicamente probado: practicar deporte hace que nuestro cuerpo segregue endorfinas, es decir, la hormona de la felicidad y del placer (la misma que segregamos cuando comemos algo que nos gusta mucho o cuando tenemos un orgasmo). Por este motivo, cuando terminas de hacer ejercicio tienes esa sensación de bienestar y placer tan característico.

Así que si quieres optar por una vida feliz y relajada, practica deporte pues te sentirás mejor de ánimo y, además, estarás instaurando prácticas de vida saludable que son perfectas para vivir bien.

Aprende a meditar

Existen muchas maneras de meditar y estas dependerán del objetivo que busques con esta práctica. Si lo que quieres es una vida más feliz y relajada tan solo bastará con que dediques 5 minutos de tu día para relajar tu mente, evadirte un momento y conseguir sentirte en paz y relajado. Si quieres dar un paso más allá y probar con una meditación para el autoconocimiento, tendrás que aumentar tus sesiones y optar por prácticas que se alarguen diariamente de 20 a 30 minutos.

Ten en cuenta que meditando conseguimos tranquilizar nuestra mente, controlar la respiración y evadirnos sin caer en el sueño. Con esta práctica tan sencilla podrás recobrar la paz espiritual y promover una vida repleta de bienestar. En este artículo de unComo te descubrimos los beneficios de la meditación.

Sé agradecido

Nos acostumbramos a algunos gestos de cariño, de amabilidad y de atenciones de forma muy fácil y, sin embargo, cuando esperamos algo de alguien que no nos da, nos enfadamos o disgustamos. Es importante que sepamos agradecer cada gesto, cada acto que la gente hace por nosotros.

Si nuestra madre nos recibe con nuestro plato favorito, lo mejor es agradecérselo y un día devolverle ese gesto con algo que a ella le guste. Este tipo de relación es la que consigue generar unas buenas energías y una convivencia feliz con nosotros mismos y con nuestro entorno.

Ayuda a los demás

Otra de las claves para ser feliz es ser solidario. No estamos diciendo que estés dando dinero a todo el mundo que te lo pida, sino que tengas una mente abierta, que ayudes a aquellas personas que lo necesitan y que dediques parte de tu vida a ayudar a gente que pueda necesitarlo. Además de contribuir a la construcción de un mundo más humano, conseguirás sentirte más a gusto contigo mismo.

Si deseas leer más artículos parecidos a 8 claves para ser feliz, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Familiares.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre 8 claves para ser feliz

¿Qué te ha parecido el artículo?

8 claves para ser feliz
1 de 9
8 claves para ser feliz