Compartir
Compartir en:

Cómo hacer una solución salina para bebés

Paso a paso
Dificultad: Baja
Valoración: 4,7 (223 votos)
36 veces compartido
 
Cómo hacer una solución salina para bebés

La congestión nasal es uno de los síntomas más molestos para grandes y chicos, pero en el caso de los bebés puede resultar muy irritante, esto aunado a la falta de un lenguaje que les permita indicar exactamente qué les molesta puede hacer que nos desesperemos por encontrar una pronta solución. Afortunadamente existe un buen remedio para que los resfriados o alergias no se traduzcan en una congestión nasal imposible de tratar: la solución salina. Hacerla en casa es sencillo y rápido, por eso en unComo.com te explicamos cómo hacer una solución salina para bebés.

También te puede interesar: Cómo hacer los primeros purés para bebés
1

La solución salina es una manera eficaz, económica y segura de combatir la congestión nasal pues ayuda a reducir la presencia de mucosidad, a disminuir la infección en caso que la haya y a despejar los orificios nasales para favorecer una respiración adecuada. Puede aplicarse tanto a bebés como a niños pequeños y a adultos sin problemas.

2

Para hacer una solución salina para bebés necesitarás:

  • Una taza de agua preferiblemente envasada
  • ¼ de cucharada de sal sin yodo
  • Una pizca de bicarbonato de sodio
  • Un cuentagotas o envase con pulverizador
3

Comienza por añadir la taza de agua a una cacerola, llévala a fuego alto y deja que hierva, cuando alcance el punto de ebullición apaga el fuego. Este paso es importante porque los ingredientes se disolverán mejor en agua caliente que en agua tibia o fría.

4

Una vez que apagues el agua añade ¼ de cucharadita de sal y la pizca de bicarbonato de sodio. Revuelve bien para mezclar el contenido durante un minuto y luego deja reposar, la solución salina para bebés solo podrá usarse cuando esté tibia por lo que es muy importante que verifiques su temperatura antes de aplicarla.

5

Una vez tibia, añade a un cuentagotas o pulverizador nasal y aplica en la nariz del bebé. Se recomienda usar en las siguientes 24 horas aunque puedes conservar durante algunos días en la nevera. Esta es una forma absolutamente segura de descongestionar la nariz de tu bebé y aliviar los síntomas del resfriado y la alergia.

6

Pero este no es el único truco para facilitar la respiración del pequeño en caso de congestión, en nuestro artículo cómo tratar la secreción nasal de un bebé te damos otras claves para evitar que este síntoma se presente con frecuencia.

Además te invitamos a leer cómo curar el resfriado de mi bebé en el caso de que desees mejorar otros síntomas causados por esta condición. Por otro lado no olvides la importancia de abrigar correctamente al pequeño durante los meses de más frío para evitar molestos resfriados.

Si a pesar de usar la solución salina tu bebé continúa congestionado tras 48 horas consulta al pediatra.

7

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer una solución salina para bebés, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Ser padre y madre.

Relacionados
Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cómo hacer una solución salina para bebés

Muy útil

Descubre vídeos interesantes
Ejercicios de TRX
Consejos y cuidados de los perros
Tutoriales para dibujar Manga
Manualidades caseras fáciles de hacer - DIY
Cómo hacer una solución salina para bebés
1 de 3
Cómo hacer una solución salina para bebés